jueves, 26 de marzo de 2009

Leyenda Lakota

¿QUÉ ES UN ATRAPASUEÑOS?
Tomado de: farodelasletras.blogspot.com

Existe una leyenda proveniente de los indígenas lakotas de origen sioux que reza así:
Hace mucho tiempo cuando el mundo era aún joven, un viejo líder espiritual lakota estaba en una montaña alta y tuvo una visión. En esta visión, Iktomi -el gran maestro bromista de la sabiduría- se le aparecía en forma de una araña.

Iktomi hablaba con él en un lenguaje secreto, que sólo los líderes espirituales de los lakotas sabían entender.

Mientras le hablaba, Iktomi -la araña- tomó un trozo de rama del sauce más viejo. Le dio forma redonda y con plumas, pelo de caballo, cuentas y adornos empezó a tejer una telaraña.


Hablaron de los círculos de la vida, de cómo empezamos la existencia como bebés y crecemos a la niñez y después a la edad adulta, para llegar finalmente a la vejez, cuando debemos volver a cuidar de los bebés, completando así el círculo.

Pero Iktomi dijo -mientras continuaba tejiendo su red- "en todo momento de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas otras malas. Si te encuentras en las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada".

Y continuó: Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones y pueden interferir con la armonía de la naturaleza. También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas.

"Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando de afuera y trabajando hacia el centro.

Cuando Iktomi terminó de hablar, le dio al anciano Lakota la red y le dijo: "Mira la telaraña es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero, úsala para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sus sueños y sus visiones.


Si crees en el Gran Espíritu, la telaraña retendrá tus buenas ideas que descenderán por las plumas hasta ti y las malas desaparecerán al amanecer por el agujero".

El anciano Lakota, le pasó su visión a su gente y ahora los indios usan el atrapasueños como la red de su vida. Se cuelgan encima de las camas, en su casa para escudriñar sus sueños y visiones. Lo bueno de los sueños queda capturado en la telaraña de la vida y vive con ellos. Lo malo escapa a través del agujero del centro y no será nunca más parte de ellos.

Los atrapasueños o también llamados cazadores de sueños, se denominaban "Bawaadjigan" en el lenguaje Ojibwe de los sioux, quienes luego se dividieron en los sante (isanyati, los que viven cerca de Knife Lake), dakota centrales y teton (lakotas).Estas culturas sostenían la creencia de que los sueños eran mensajes del mundo espirItual. De esta manera, el atrapasueños funcionaba como un filtro de sueños y visiones, que protegía contra las pesadillas. Los lakotas particularmente, llegaron a creer que el atrapasueños sostiene el destino de su futuro, y es propicio para la buena fortuna y la armonía familiar, aparte de los buenos sueños.

16 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

No conocía el origen, muy interesante la historia. Gracias por transmitirla.
Un abrazo

Capricornio dijo...

La vida entera es un circulo. Así es y por ende cada actividad debe completarse como tal. Cerrando el círculo. Las relaciones afectuosas que sirven se nutren para mantenerlas, las que no, se dejan y se envian por el cntro de la telaraña del olvido.
La familia y los sentimientos, el trabajo y el estudio son factores vitales en mi ser. El cuarto punto para completar la telaraña será la espiritualidad. El desenlace de la vida terranal a una nueva de LUZ.

Gran relato! En horabuena por compartirlo.

Soledad Sánchez M. dijo...

Esta entrada me ha cautivado. Verás, Dilman. Mi hija pequeña sufrió pesadillas continuas durante sus primeros cinco años de vida.
En una actividad extra-escolar, un grupo de padres preparamos una obra de teatro para los niños. Utilicé un cuento -no tengo datos del autor- titulado "El tragasueños", y sobre éste escribí una pequeña obra de teatro.
El tragasueños era un bufón mágico armado con un enorme cuchillo de palo y un tenedor de madera gigantesco.
Devoraba pesadillas cuando los niños le gritaban:

"Tragasueños, Tragasueños, ven con tu cuchillo de palo y tenedor de madera y llévate estos sueños que de noche me dan miedo. Si lo haces, Tragasueños, tú serás mi invitado. El invitado de honor"

Y compramos los atrapasueños que describes en tu post, y al terminar la obrita, los repartimos entre los niños.

Mi hija lo colgó en la cabecera de su cama y todas las noches, acariciando sus plumas, llamábamos al Tragasueños... y las pesadillas terminaron. (Recuerdo, incluso, una cena de amigos: allí me tienes, en un rincón silencioso del comedor, móvil en mano, llamando al Tragasueños con mi hija al otro lado de las ondas acariciando las plumas).

Ha sido un placer leerte y recordar estos momentos mágicos e irrepetibles.

Un beso.

Soledad.

Dilman dijo...

Claudia Isabel esa es una de las maravillas del universo, siempre tiene algo nuevo para nosotros. Celebro tu visita y tu abrazo, y siempre estoy pendiente de tu creación poética.

Dilman dijo...

Capricornio siempre es un honor tener tus reflexiones en este sitio, tus gratos aportes de alguna manera me enlazan a esa cultura universal que aporta salud a la humanidad.
Un gran saludo!

°Sandra... dijo...

Muy linda la leyenda, todos quisieramos tener una telaraña así para poder pasaro por el centro de ella lo malo que nos pueda suceder, para así quedarnos con lo lindo y bueno que tenemos en la vida.

Besos!!

Dilman dijo...

Soledad, es una sorpresa muy grande para mi la historia tan tierna de como el tragasueños acabó con las pesadillas de tu niña, la preparación de la obra de teatro, la cena, la pequeña durmiendo luego de acariciar las plumas. Definitivamente lo mágico y lo irrepetible siempre fluyen desde el amor.
Me alegra mucho darme cuenta que de alguna forma este trabajo se relacione aunque sea minimamente con tu gran producción lírica.
Un abrazo Inmenso!

Dilman dijo...

Sandra, hay muchas personas que ya instalaron sus atrapasueños, lo bueno es que la misma búsqueda del atrapasueños personal se vuelve una aventura muy divertida, pero es algo muy muy pero muy posible.
Grandioso tu saludo y tu visita. Un gran abrazo!

Tendencia Vital dijo...

Dilman: excelente entrada que me recuerda la historia y me permite relacionar a esas acertadas imágenes de traslúcidas telarañas con la rueda de la vida, los mandalas y el poder de focalizar los sueños de lo que queremos ser. Abrazo

Dilman dijo...

Tendencia vital, precisamente mi propósito es hablar un poco de las mandalas en la próxima edición. Esta leyenda es un mensaje del universo que nos dice de la inmensa sabiduría que logramos cuando le miramos con atención y desprevenidamente. ¡Todo lo que nos puede enseñar una araña!
Gracias por tu visita y tu comentario, siempre serás bienvenido.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Ayer te dejé un comentario aquí que ahora no veo por ningún sitio. Repito lo que dije. Es preciosa esta historia del tragasueños. Es toda una lección de que en la vida siempre hay un resquicio para salir de la adversidad. Nunca hay que perder la esperanza.

Te decía que aún está por redactar la contestación a tu comentario en mi Blog sobre BRUTO. Como ya has comprobado, ahora el tema está en el de Soledad Sánchez M. y entre ella y yo iremos ampliando el tratamiendo de LA SOLEDAD DE BRUTO, ahora enriquecido con la de Van Gogh.

Me seguirás permitiendo que tu la respuesta a tu excelente comentario espere un poco, porque no es fácil contestar, como tú mereces, a cuestiones tan difíciles. Todo llegará en su momento.

Un abrazo desde España,

Antonio

PAOLA dijo...

Dilman, me quedé atrapada en tu magia y no creo en casualidades, mi ultimo post también habla de los tejidos y también está ilustrado con algo similar.
Yo tengo un atrapasueños y creo en esas historias y tradiciones.
Volveré por aquí para llenarme de magia, y te invito a mi laberinto, será un honor!!!!!!!!!
Besos

Myriam dijo...

¡Ay Dilman! Aquí estoy leyendo esta serie tuya que es una verdadera joya.

En efecto, no hay trabajo espiritual sin centración.

La leyenda, preciosa.

Un beso y sigo adelante

Myriam dijo...

Y por trabajo espiritual quiero decir también crecimiento, evolución como especie.

Adriana Alba dijo...

Gracias Aristos, conocía ésta leyenda, siempre me "atrapó" jajaja, seguramente en el 2009 todavía no nos comentábamos, creo que nos conocimos a través de la Red Tendencia Vital.

Es para mi una verdadera alegría tener sueños en común jajaja, intereses en las diferentes culturas.

Hay un libro que se llama "Las voces del desierto" que leí hace años...El tema del libro es el viaje de Marlo Morgan (autora del mismo) al desierto de Australia.

Marlo va hacia allí con la idea de que acude a una reunión con los aborígenes, pero al final se ve envuelta en una experiencia que difícilmente olvidará..

Los aborígenes llevan a Marlo a recorrer el outback, ambos, (Marlo y los aborígenes), intercambian cosas de sus culturas, entre ellas las visiones de los sueños.

En resumen, el tema principal del libro es el intercambio de la sabiduría de dos culturas completamente diferentes.

Si no lo leíste te lo recomiendo.
Te dejo un cariñoso abrazo querido amigo, y sigamos soñando en que lo mejor está por venir.

Mame dijo...

Algunas contradicciones....en todas partes dicen que el atrapa sueños es de origen Lakhota, sin embargo los atrapa sueños son de origen Ojibwa o Chipewa que es lo mismo. Los Lakhota no hablan Chipewa (ojibwa) son de regiones totalmente distintas. Los Ojibwa vivian entre lo que hoy es wisconsin (USA) y Ontario (Canada)y hablan la lengua anishinaabemowin algonquin y otras. Los Lakhota (Sioux) pueblo nómade de las praderas centrales Wyoming nebraska dakota del norte y sur. Hablaban el idioma Sioux catauba de la familia siuana.
Amo el pueblo Lakhota, pero todo el mundo de manera romantica le atribuye casi todas las leyendas nativas nortamericanas que circulan por ahí, habiendo otras naciones mas grandes que los Sioux muy ricas culturalmente y de muchas historias y leyendas.
Saludos