viernes, 14 de agosto de 2009

MI HEROE ADRIAN


http://adrianohrman.spaces.live.com/
El AMOR es lo que nos hace de verdad, el que nos hace reales y tangibles.
Desde el AMOR realizamos lo increible de lo increible.
Las mas grandes hazañas y obras de la humanidad han nacido de corazones enamorados.
Esta edición está dedicada a la familia ÖHRMAN CALERO: A mi pequeño sobrino ADRIAN a su hermanito GABRIEL a su mamá VICTORIA y a su papá TOBBE.

12 agosto
onsdag 12/8

Hola! Hemos tenido la más angustiosa conversación que hubiéramos podido tener en nuestras vidas. Hablamos mucho, lloramos mucho. La situación de Adrián es tan grave que no tiene muchas posibilidades de sobrevivir, pero todavía hay una pequeña posibilidad y es a esa oportunidad que le vamos a dar todo nuestro corazón, todo nuestro amor y toda nuestra esperanza en pro de Adrián.Teníamos 2 opciones cuando llegamos hoy, proporcionarle a Adrián unos buenos meses y luego lentamente ver cómo la leucemia se lo comía lentamente, o someterlo a un infierno de tratamiento para reducir las células cancerosas a tal nivel que se le pueda hacer un nuevo trasplante, y es aquí donde se encuentran los problemas grandes, nadie sabe qué tan fuerte las células de la leucemia son o cuán resistentes se han vuelto a la quimioterapia, pero queremos darle a Adrián todas las oportunidad posibles, por lo que no fue una decisión difícil de hacer de nuestro parte. Este tratamiento es muy duro y Adrián, como ellos dicen va estar bastante enfermo, muy enfermo. Este tratamiento es de aproximadamente 2 meses y no garantiza que las células cancerosas desaparezcan lo suficiente para un transplante, por el contrario, puede ser tan estresante que Adrián no lo resista.Si él es capaz de resistirlo, pero las células son de todas formas muy altas, interrumpen el tratamiento y ya no habrá más nada por hacer. En medio de este infierno estamos todavía felices de que tengamos aunque sea una pajita de la cual poder aguantarnos, por lo delgada que sea.
Fam Öhrman/Calero


En las peores crisis de cada uno siempre hay una pajita de la cual podemos aferrarnos, desde hace muchos años mi niño Adrián con mucha fortaleza y valentía ha venido haciendo eso, dándome su mejor ejemplo cuando flaqueo por cosas que frente a su lucha son para reirse, (gracias Adrián por enseñarme a reir de esta forma).
Como dice el escrito arriba esta es otra prueba, ya es la tercera, a la que debe enfrentarse Adrián en su niñez.
Su familia y todos los que le rodeamos apostamos esta vez con mucha mas fuerza, amor, fe y valentía a su recuperación.


Fuerza Adrián !!! Mi Héroe!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!