miércoles, 8 de abril de 2009

COMO TU...


A vosotras.

COMO TÚ...


Así es mi vida,
piedra,
como tú; como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centellas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una Lonja,
ni piedra de una Audiencia,
ni piedra de un Palacio,
ni piedra de una Iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que, tal vez, estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera ...

León Felipe

7 comentarios:

°Sandra... dijo...

Tenía el corazón hecho piedra? que triste tener un corazón duro, que va rodando sin sentido, sin rumbo, que no siente por ser piedra.

No se si por ahi iba el poema, pero eso fue lo que yo sentí.

Besos!!

Dilman dijo...

Queridísima amiga Sandra voy a editar otras dos entradas que tratan de la relación del ser humano con las piedras, es sorprendente todo lo que han influído las piedras en nuestro desarrollo espiritual. Aquí cito al poeta León Felipe a modo de introducción al tema, al final de las siguientes entradas puedes volver al poema y comparar tu primera interpretación con la nueva que puedas hacer. Es muy divertido casi como armar un rompecabezas, con la diferencia que uno siente que empieza a ser otro... pero más apasionado. Tu que escribes poemas ya sabes de que estoy hablando...
Un gran abrazo y me alegra que hayamos entablado este diálogo.

J. Marcos B. dijo...

Todo esta en la piedra... jajaja!!

Hola Dilman, pasaba a saludarte y dejarte un abrazo de paz en estas fiestas de Pascuas amigo, volveré cuando pueda para leer cosas de piedras, porque me gustan también.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Muy bonito y emocionante el poema que nos transmites de León Felipe. Cuando empecé a leerlo, porque no lo conocía, me imaginaba yo que estabas haciendo una especie de homenaje a esas mujeres que aparecen en el "locus amoenus" de Soledad Sánchez M. y en el mío propio, o que estabas haciendo un guiño a la propia Soledad. Al final me doy cuenta de que es de León Felipe, uno de tus poetas preferidos. Continúo pensando que puede ser un exquisito homenaje a todas las mujeres. También a las que hay/haya en tu vida.

Yo, hace ya algunas semanas, expliqué el mito clásico, de Las Metamorfosis de Ovidio, a propósito de un texto de Las Geórgicas de Virgilio que nos puso en cabecera nuestra amiga Soledad, del nacimiento de los humanos a partir de las piedras. Creo que iría muy bien a ese proyecto tuyo del tema que nos estás ofreciendo.

Si quieres, me gustaría que lo enlazaras con mi artículo.

Aquí tienes el enlace:

http://antoniomartnortiz.blogspot.com/2009/03/vnde-homines-nati-dvrvm-genvs-de-alli.html

Es un placer colaborar contigo.

Un abrazo desde Barcelona en España,

Antonio

Odi Noyola dijo...

♣^^ "piedra aventurera;
como tú,
que, tal vez, estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera ..." ¡Súper cool! Al principio me estaba asustando. Por ke creía ke era para insultarla lol. Pero cuando hablo de ser parte de un palacio o una iglesia iba empezando a surgir la alegría, en mi. Por dicha piedra de no formar parte de esas tonterias jaja. Ke belleza de escrito ¡graaacias divino caballero!^^♣

Soledad Sánchez M. dijo...

Y después, ¿o antes? estos hermosos versos. (Empecé al revés, pero también se puede armar un puzzle de este modo).

Y no hay nada más hermoso que contemplar, en la playa, un canto suave como terciopelo mecido por las olas.

Un beso.

Soledad.

Dilman dijo...

Soledad, las piezas están en la mesa y me divierte que hayas encontrado tu orden para armar el puzzle, y más tu observación de la playa que da para muchos versos.
Es la ventaja de hablar con los poetas siempre están salpicando vida!