miércoles, 14 de diciembre de 2011

Felices Fiestas y el mejor Año Nuevo!!!


CAPITULO I
La relación del sol y la vida en la tierra y en particular con los seres humanos ha sido directa y de interconexión en sus manifestaciones biológicas y culturales. 
Los ritmos marcados en los solsticios y equinoccios y sus respectivas representaciones religiosas y espirituales varían desde los tiempos primitivos hasta hoy. 
Las saturnales, fiestas agrícolas y del renacimiento de los romanos que a su vez fueron tomadas de rituales más antiguos de otras culturas, son las fiestas que sirven de base para la adaptación de este rito por el cristianismo. 
Hoy el ritual de la festividad está fuertemente influenciado por el dios consumo-dinero, lo que le ha granjeado no pocos adversarios desde la mismas religiones, incluso parte del cristianismo, y no se diga dentro de los no creyentes.
Personalmente lo tomo como un ritual festivo de renacimiento y comprensión de la mayoría de los seres humanos, donde al menos muchos intentan o intentamos ser consecuentes con ese anhelo del Himno de la alegría de L.Van Beethoven "...y todos los hombres volverán a ser hermanos..." entendiendo el concepto hombre como ser humano, preguntándome además ¿cuándo hemos sido hermanos?. Y este periodo de fiestas me alegra. Y lo celebro.  En este sentido mi abrazo y mi admiración a la Poeta Gizzz.

CAPITULO II
La amiga Adriana Alba hace poco me hizo llegar una receta de calabaza conocida por estas tierras como ayote o zapallo. Ya la preparé y la degusté y alcanzó para la mesa de varios amigos, además.
Me llama la atención que así como la polinización de las plantas dada a mucha distancia de una planta a otra la comunicación entre nosotros los seres humanos se hace más rápida, de mejor calidad y cada vez más humana, lo que de alguna manera nos otorga a los humanistas una herramienta más para aprovechar y usufructuar.

CAPITULO III
Estoy alucinando actualmente con esto de los anillos, los círculos, el eterno retorno, el renacimiento…en fin esto de los ciclos me tiene exaltado y eufórico. 
Veamos; ya hace unos meses atrás me hablaron de las propiedades nutritivas de las semillas de la calabaza. 
Sacarlas todavía húmedas del fruto, lavarlas, secarlas y luego tenerlas en las manos como una moneda universal de vida para después entregarlas a la tierra y a su color crocante ,  lujurioso, ver nacer los brotes tiernos que luego se extienden, dan sus grandes flores amarillas donde llegan los insectos, seguidamente ver y sentir los pequeños frutos que van creciendo verdes verdes verdes hasta tornarse amarillos, de nuevo a la mesa…y otra vez la semilla!!!






CAPITULO IV
Si hay plantas que se obstinan por estar siempre pegadas a la tierra, hay otras que ya pretenden los cielos y sus aires. La serpiente y el águila del maestro Zaratustra.



Y entre la tierra y el aire las flores!!!






CAPITULO V
Luego de cerrar balances tengo que reconocer saldos positivos, pero no todo fue ganancia en todos los casos, tuve tropiezos y vueltas a levantar (Elemental mi querido…)
Copio de la amiga Laura Uve un recurso de su utilería ritual, el presentar en fotografía alguno de sus libros de lectura en la mesa de noche.
Presento estos vídeos no en la mesa de noche sino allá en La mesa del rincón, donde me han llevado la botella y donde la he llorado a ella, ja ja ja.
Bien mis queridos amigos les deseo la mejor de las navidades y que ese año que nos llegue les colme de la mejor buena ventura.
Tal vez en la siguiente publicación les presente algunas fotos de una estadía muy reciente en la montaña donde la celebración del renacimiento no cesó de darme más sorpresas.
Gracias Catalina, gracias Jean por esa cosa verde llamada chartreuse, ja ja ja...



jueves, 24 de noviembre de 2011

Chopin en una nalga

CAPITULO PRIMERO
Para equilibrar la presentación de esta publicación, me llega un vídeo que me piden no publicar, no publicaré el vídeo, pero nada me dicen del enlace, suena a trampa pero pídale a alguien que no piense en un elefante blanco. No crean que con esto de  las nalgas nos salimos del tema, R. Wagner fue también muy docto en nalgas.


MACBETH
¿Pero por qué razón no pude pronunciar el amén? iEra yo quien más necesitaba la bendición, y el amén se me ahogó en la garganta!
LADY MACBETH
Estas cosas no deben tomarse como tú las tomas; nos volveríamos locos.
MACBETH
Creí escuchar una voz que decía: ¡No duermas más! ¡Macbeth asesina el sueño! ¡El sueño, ese inocente sueño que desenreda la enmarañada madeja del desasosiego, que es muerte de cada día de la vida, baño para las duras fatigas, bálsamo de los espíritus doloridos, segundo elemento de la sabia naturaleza, alimento primordial del festín de la existencia! ...
LADY MACBETH
¿Qué quieres decir con todo eso?
MACBETH
Y siguió diciendo a toda la casa: ¡No duermas más! Glamis ha asesinado el sueño y por ello ya no dormirá más Cawdor, Macbeth no dormirá más.”

Shakespeare, Bethoven y Shopenhauer fueron fundamentales en la composición de vida de R. Wagner.
En todos cuatro hay un denominador común: su recurrencia evidente al inconsciente.
El vídeo anterior muestra una bebita tratando de asir un juguete, noten que toda ella es ese propósito. Mientras intenta agarrarlo con la mano derecha con la mano izquierda aprieta fuertemente el babero, saliva y patea, es toda una danza que responde a una partitura que todavía nadie ha escrito o una música que nosotros no oímos, pero que el corazón de su madre sabe interpretar.
Y lo que puede resultar el acto más inocente de liberación desde nuestro nacimiento mediante el juego y el amor, se torna en la mayoría de los casos en un enfocar toda nuestra capacidad física y de energía a meternos en un embudo hasta quedar presos en la botella del genio. El más claro ejemplo sucede cuando estamos aprendiendo a escribir y a leer, repetir los dibujos y los sonidos letra por letra hasta que seamos cada una de ellas; lo mismo que con las palabras,  los conceptos, las costumbres y las creencias. Así es como terminamos en la telaraña del SER, de lo que S. Freud exploró como el CONSCIENTE.
Telaraña desde la que siempre queremos regresar al ORIGEN, unos con ímpetu, otros con menos intensidad o fuerza.
Esta lucha, tensión y ritmo de pasar de una dimensión a otra, de lo consciente a lo inconsciente, de lo apolíneo a lo dionisíaco, de lo humano a lo divino y viceversa, es constante desde que hacemos consciencia cultural hasta el aliento final.

CAPITULO SEGUNDO
El título de “Chopin en una nalga” proviene del vídeo que está a la derecha de esta página, de Benjamín Zander, cuando él explica los impulsos que hacen los estudiantes de piano desde el primer año de práctica, manifiestos en el cabeceo y el balanceo casi acalambrado de una nalga a otra cuando están tratando de dominar el teclado, y mientras están en su proceso de metamorfosis musical. Estos movimientos irán disminuyendo a medida que el practicante avance en el dominio de las teclas y al final sobre una nalga puedan fluir con libertad, puedan volar…Por paradójico que parezca ese propósito y placer de volar, en este caso concreto (Preludio en Mi menor op.28 #4 de F.Chopin) consiste en volver a casa, representado en el punto de llegada en la nota Mi como lo dice el director.
Este permanente vaivén de salir y regresar a casa, se expresa en el tejido cultural y social y también en el plano individual. En lo social el arte es el medio y puente más evidente de este trasegar continuo. En el individuo es el sueño en primer lugar y el arte en segundo plano, también se debe de tener en cuenta, el trance y medios químicos naturales o sintéticos, como el alcohol y el cigarrillo entre los más comunes. Además tenemos la meditación, donde se puede ir desde los estados de consciencia materiales a los estados sin forma.
En pasadas ediciones ya me he referido a la vibración del OM, hay multitud de escritos y vídeos al respecto en la red y las librerías, aparte de las diversas escuelas y sus variantes de yoga. Vuelvo a mencionar el hecho, ya que nuestro invitado ha basado parte de su pensamiento en un filósofo conocedor y estudioso del budismo A. Shopenhauer. Tal vez de allí provenga su interés en indagar sobre el origen y el fin, y su insistencia en la música como interiorización y no como exteriorización y entretenimiento como solía hacerse en las cortes para los nobles.
Interiorización de la música, este es el cordón umbilical o puente que tenderemos hacia R. Wagner, no relacionarnos con su obra desde la mera información, sino desde las vivencias propias y facultades musicales de cada uno de nosotros, no hay otra forma de “entender” a Wagner sino es interiorizándolo, sintiéndolo, igual ocurre con toda música.

CAPITULO TERCERO
En uno de sus intentos de “explicar” una de sus interpretaciones de la 9 sinfonía de Beethoven para el primer movimiento se refiere a unos versos de Goethe, donde el espíritu de Shakespeare agita el drama para su visión cuando afirma en su obra “Mi vida” que este movimiento es un combate del alma luchando por la felicidad contra la opresión de ese poder enemigo que siempre se nos interpone entre nosotros y la felicidad terrenal.
“Con espanto la mañana me despierta,
Querría llorar con ardientes lágrimas,
Viendo el día que en su transcurso,
No me dará ni un solo deseo, ni uno”.
Notemos entonces que el primer movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven y el preludio del Oro del Rhin se refieren a un despertar, a un empezar a salir de casa, a una apertura de la rosa fresca de nuestro ser ante los primeros momentos del día. Ya muchos están informados que el canto OM es una especie de acorde donde se reúnen tres letras A, U y M, las dos primeras letras forman una especie de diptongo que se canta casi como una O en español y la última letra casi como una ng. Estas tres letras simbolizan, el estado de vigilia (consciente), el sueño (acto de dormir con sueños o pesadillas, inconsciente), y el dormir profundo (sin sueños). Tierra, ser humano y cielo. También había mencionado que esta nota o acorde es la vibración primera que contiene a todas las demás formas de vibración según gran número de místicos y meditadores, aparte de otras simbologías que le dan uso. Pero para nuestro interés inmediato me remitiré solo al acto del dormir y del despertar.
PREGUNTA: ¿Pero porqué si empezamos hablando del “Anillo del Nibelungo” y de personajes tan importantes y de cosas tan complejas que de sólo oírlas ya tomamos la prudente distancia, ahora estamos hablando de algo tan simple, baladí pensarán otros, como es el sencillo acto de despertarse y levantarse de la cama?
RESPUESTA: Porque es en esa línea divisoria entre el dormir y el despertar, entre el inconsciente y lo consciente donde está EL ORIGEN. El punto de apoyo y de intercepción entre lo apolíneo y lo dionisiaco. La chispa que inicia el despertar real, donde podemos hacer consciencia del más allá y del mundo terrenal, así es, es aquí donde encontramos el pegamento universal del todo, el fluido que ata pieza por pieza al universo entero: EL PLACER!!!
¡Oh hombre! ¡Presta atención!
¿Qué dice la profunda medianoche?
«Yo dormía, dormía, -
De un profundo soñar me he despertado: -
El mundo es profundo,
Y más profundo de lo que el día ha pensado.
Profundo es su dolor. -
El placer - es aún más profundo que el sufrimiento:
El dolor dice: ¡Pasa!
Mas todo placer quiere eternidad -,
-¡Quiere profunda, profunda eternidad!»
F.Nietzsche


CAPITULO CUARTO
Volvamos a la cama, sin apurarnos sigamos allí cómodamente acostados con la intensión de estar todo el tiempo necesario para sentir estas palabras, lo menos que hay que tener ahora es prisa, como cuando M. Proust escribió más de 25 páginas narrando como levantarse de la cama.
El alba es luz antes que despunte el sol en el horizonte, los primeros acordes que anuncian al concertista del día, apenas abrimos los ojos pasa algo parecido en nuestro interior, el paso del estado de sueño al de vigilia normalmente deja un espacio donde estamos entre dormidos y despiertos, si ponemos atención a las sensaciones del cuerpo, por ejemplo la presión de la cadera sobre el colchón, las piernas, los pies, los hombros, la cabeza sobre la almohada, se notará un leve placer que aumentará a medida que le demos más atención. El mismo placer está cuando entra el aire a nuestros pulmones y se encuentra con los glóbulos rojos para cargarlos de oxígeno y descargarlos de gas carbónico, parece que ese placer estuviera “iluminando” dentro de nosotros y en la tibieza de las cobijas que nos arropa. No tiene forma, ni color, ni luz, pero ahí está fluyendo y vibrando en los huesos, en las articulaciones, tendones, músculos y piel. Esa sensación de cierto nivel de nuestro placer es el eslabón entre nuestro sueño y nuestro despertar y la vuelta a dormir, dependiendo del nivel de bienestar de vida de las personas este aparecerá de forma intermitente durante el día o estado de vigilia. Este placer allí sentido antes de levantarnos o antes de empezar a dormir puede llegar a ser protagonista, puede llegar a ser nuestro sol interior que nos permita irradiar felicidad y gozo a manera consciente no solo mientras estemos despiertos sino también mientras dormimos. Por el momento me ocuparé del día y en estado de vigilia, ya que una vez el placer esté de forma consciente en todos nuestros actos mientras estemos despiertos quedará más fácil luego tratar el placer durante el sueño, y en otros estados de consciencia.


CAPITULO QUINTO
Bien, aún estamos en la cama, tenemos la opción de brincar de ese estado gozoso y salir presurosos hacia la primera preocupación de la agenda del día y esfumar ese momento mágico, o bien canalizarlo para que crezca e inunde todas y cada una de nuestras actividades diarias. Esto depende de lo que cada uno haga o tenga que hacer. Y lo que cada uno hace es como el recipiente o crisol donde se vierte lo que tenemos dentro y que hemos visto y sentido en ese antes de levantarnos, si dejamos esfumar o apagamos el sol interior del gozo así será la actividad hecha. Y así será lo recibido, una persona apagada ni da ni recibe, no danza ni escucha la música.
La música nace en ese borde entre lo consciente y lo inconsciente, entre cielo y tierra, como comunicación con lo divino para lo cual los sacerdotes entraban en profundos trances y con ello toda la comunidad que celebraba el encuentro con sus deidades. Dejo aquí un vídeo del pianista peruano César Correa, famoso por el virtuosismo de sus picados (staccatos) y “pianos imposibles” en la música popular. En este vídeo es notorio su arrobamiento y trance mientras ejecuta el instrumento. También dejé un vídeo en la parte derecha donde simula un trance como parte del espectáculo montado entre otro virtuoso del violín eléctrico, el cubano Alfredito de La Fe y el vocalista peruano…creo que Fredy Fuertes, no estoy seguro, en ese evento no hay uno solo entre músicos y público que no esté loco de la alegría.
La música es el recipiente o estructura más sublime para verter nuestro estado de placer, porque una vez que a ese estado le amplifiquemos la intensidad vibratoria, su cauce natural de salida es musical, es la danza. Cuando armonizamos movimiento y gozo nos sacralizamos en el orden perfecto del universo, y  si lo hacemos a consciencia hemos dado un paso hacia la divinidad y hacia la celebración de la libertad.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, con toda la paciencia que amerita el momento, hagamos silencio un momento, todo lo prudente que podamos considerar, ubiquemos ese estado placentero del despertar y sin que nada perturbe oigamos al menos el primer minuto del vídeo que dejo al final de esta página, allí verán a un viejerijillo ya conocido, Lorin Mazzel, el mismo director de la pieza “Bajo rayos y truenos” de Johann Strauss  que dejé hace algún tiempo en el 13 bajo el título Nódulo Sinusal.
Es posible que se produzca esa amalgama mágica de nuestro ser y la música, un semitrance o trance total, sobrarán entonces las explicaciones y las teorías. También es posible que en adelante ya entremos en una nueva dimensión del ser, donde todo se relacione con nosotros desde ese placer, desde esa vibración que fundamenta todo lo existente y pasemos a ser seres totalmente musicales, estaremos en la misma puerta del cielo, del amor incondicional, hemos vuelto al ORIGEN, hemos regresado a casa… 

lunes, 14 de noviembre de 2011

Relojes de oro en la playa

Dalí: Cuando voy a la playa con Picasso metemos la mano en la arena y encontramos relojes de oro.
¿Cuando… tú has ido a la playa, has encontrado algún reloj de oro?
A. Jodowroski: Todavía no he encontrado ninguno, pero si he perdido muchos…
El pasado fin de semana, asistí a una feria exposición de la cultura japonesa realizada en la Universidad de Costa Rica. Venía orbitando en mis pensamientos para hablar en esta edición sobre el teatro Bayreuth construido de acuerdo a las necesidades de R.Wagner para la inauguración de “El anillo del Nibelungo” pero en ese evento tuve por necesidad que desviarme un poco del objetivo.
Quienes han tenido la experiencia de las mandalas dibujadas o pintadas ya se han relacionado de alguna manera con su propio centro.
El Zen en sus prácticas de meditación comprende una gama de artes como el origami, el ikebana, el suoseki, el bonsái, la cerámica, los jardines zen, el sumi-e, los haikus, el arte del té y otras expresiones que contemplan el desarrollo del orden de los elementos no a partir de una idea sino del centro de quien ejecuta o practica el arte de su gusto. El centro es un punto propio de ubicación en el vacío de cada individuo o cada persona, una vez que se logra estar en el  vacío el fluir de la energía universal ordena todo movimiento de acuerdo a las circunstancias del momento, es como si nos lanzáramos a flotar a una corriente y nos dejáramos llevar sin oponer resistencia.
Quienes también visitaron la edición del “Nódulo sinusal” al final hay un video de un profesor de percusión que relaciona a los niños desde sus pulsos vitales con el ritmo del universo y al final todos resultan expresando con armonía sus propios pulsos y ritmos. Sucede igual con el encuentro de nuestro propio centro y pulso en el Zen o en lo que sea.
Los que hemos hecho aviones de papel, el primer paso es tomar una hoja de papel tal cual como dirigirse al vacío, a “lo nada hecho todavía”, luego doblamos la hoja de papel a lo largo en toda la mitad y según el modelo, intuitivamente ubicamos un centro que será fundamental para que la mandala papel en tres dimensiones planee una vez lanzada al aire.
Cosa parecida ocurre con todo accionar y práctica humana. Si logramos armonizar nuestro centro con el centro de lo que hacemos lograremos uno de los grandes avances en nuestra afirmación vital, no habrá conflicto en el fluir emocional entre nuestro interior y nuestro entorno, y nuestro que hacer.
Tenemos aquí nuestras manos y su dedo medio (dedo del CORAZON ja ja ja), este dedo de la mano derecha es el que se ubica en el teclado del piano en la nota MI, nota que está en todo el centro de la suma de las teclas del piano.
Recordemos que “El anillo del Nibelungo” empieza precisamente con la nota MI bemol en una vibración tan parecida como un OM de meditación.
El vídeo que encabeza esta publicación pertenece a la película “1900 la leyenda”,  quienes la han visto y quienes la verán les invito a que presten especial atención a este momento de la trama y a la edición que publiqué en el 2009:

"la gente de tierra pierde el tiempo preguntándose el porqué. Cuando es invierno, esperando que llegue el verano. Nunca te cansas de viajar en busca de un lugar donde esperar. A mí no me parece una buena apuesta"

"La teclas empiezan y acaban, 88, no son infinitas. Pero tú eres infinito, y en esas teclas la música que haces puede ser infinita"

"El teclado de esa ciudad es infinito, no es para mí. Viendo toda aquella gran ciudad no se veía el final. El problema no fue lo que vi, sino lo que no vi; no vi donde terminaba, no vi el final del mundo"

“…frente a mí se extiende un teclado con millones de teclas, millones y trillones/ millones y trillones de teclas, que nunca se terminan y ésa es la verdad, que nunca se terminan y que ese teclado es infinito/ Si ese teclado es infinito, entonces/ En ese teclado no hay una música que puedas tocar. Te has sentado en un taburete equivocado: ése es el piano en el que toca Dios”

"En ese barco, había deseos, pero no más de los que cabían entre proa y popa, no más de los que cabían en un piano que no era infinito. La Tierra es un barco demasiado grande, una mujer demasiado hermosa, una música que no sé tocar".

La tensión que se produce entre el deseo de alcanzar a América (el oro del Rhin) y la espera dentro del barco diferencia al músico del resto, el músico hace mucho tiempo llegó a su propio continente, a su propia ciudad, a ser sí mismo, lo que le permite elegir entre quedarse o irse, le permite empezar y terminar a consciencia su vida, y ver dentro de los otros a modo de espectador el mecanismo y circulo vicioso del deseo, la carencia y su satisfacción:

"No estás acabado mientras tengas una buena historia y alguien a quien contársela".
Aceptando y correspondiendo a un desafío de la amiga bloguera Laura Uve, surgido a raíz de una petición por parte mía de ilustrar una de sus publicaciones reedito esta foto tomada de una actividad eco. Pensé en un primer momento para contrastar el uso físico y estético de las prendas de vestir, publicar una foto donde estoy entrando en trance meditativo, y otra posterior donde ya en pleno trance estoy al aire libre bajo una temperatura a menos de 12 grados centígrados sin camisa ni nada que me abrigara de la cintura hacia arriba, los iniciados en esta práctica solo  estábamos 10 minutos, los maestros lo pueden hacer por mucho más tiempo y es algo que escapa a las creencias. Y lo cultural se basa en gran parte en las creencias.


domingo, 30 de octubre de 2011

El deseo de poder mina toda búsqueda de amor…

Hoy inicio una serie de publicaciones que había preparado desde el año anterior a raíz de una visita de una pareja, ella filósofa y él profesor de música en una academia del Canadá, solo diré de ellos que son dos seres maravillosos y en una estancia de cinco días aquí en San José, con gran generosidad me transmitieron conocimientos que por mi parte hubiera tardado años en adquirir.


Hablaremos de Richard Wagner, un genio de todos los tiempos, y hablaremos más concretamente  de “El anillo del Nibelungo”
Aquellos que apenas se introducen en el tema verán que es una materia muy actual, sobre todo en este periodo  histórico donde el oscurantismo trata de imponerse de nuevo con todos sus bríos.


Este artista vivió en una época de grandes crisis y donde las respuestas de la filosofía y de las creencias religiosas colapsaron.


Si Federico Nietzsche demolió y pulverizó la filosofía tradicional y sentó las premisas para una nueva manera de pensar. R. Wagner hizo otro tanto con la música.


Pero no es tan complicado como parece, justo ese fue uno de los grandes esfuerzos de este compositor, que EL ARTE TOTAL (¿suena a metaestética?) estuviera al alcance de todos y no de una reducida élite de “entendidos”. 


De ahí su afán de recuperar y recrear una mitología que fuera acorde con la tradición de su pueblo, recordemos que Carlo Magno a base de sangre y fuego proscribió toda las bases religiosas y mitológicas escandinavas para implantar sus interpretaciones de las mitologías judeo-cristianas. 


Antes de que surjan las conocidas acusaciones de antisemita, diré que este músico si hizo declaraciones muy fuertes en ese sentido, y para quien quiera profundizar en ello hay documentación suficiente sobre el particular. Pero no será el tema de estas publicaciones.


Una vertiente muy importante en la producción artística de R. Wagner fue el filósofo Arthur Schopenhauer cuya filosofía se basa en gran parte en sus investigaciones sobre el budismo y crítica al cristianismo digamos más carolingio que judeo-cristiano.


Cuando los valores tradicionales entran en crisis, el papel de una parte de los artistas es crear nuevos valores, otros se dedicarán a reforzar los antiguos valores que ya no responden a los nuevos tiempos.


En una serie de ediciones pasadas publiqué cinco temas referentes a las mandalas bajo el título de “Poder mandala” I...V, quien tenga tiempo de leer esta serie le será de gran ayuda para introducirse en estas series sobre Wagner.


Esto porque, si en esas publicaciones, se adquiere una somera idea de la consciencia que despierta la meditación mandala gráficamente, con el arte de Wagner tomaremos consciencia desde la música y sin ser expertos en música, así como para dibujar mandalas no se necesita ser experto en dibujo ni en pintura.


Este “artista total” este metaesteta a partir de sus indagaciones llega hasta construir un teatro, una orquesta y unos instrumentos que se adapten a sus composiciones, eso lo veremos en la próxima publicación.


Mientras, observen la mandala-plano del teatro donde él inauguró “El anillo del Nivelungo” (dedicaré también un capítulo especial sobre la simbología del anillo y su importancia en la mitología escandinava)

En este vídeo escuchen con atención este inicio tan similar al OMMM que se canta en algunas prácticas orientales de meditación, ya hablaremos de ello también.  

Como ya muchos pueden presentir estas publicaciones estarán llenas de apasionantes sorpresas y enseñanzas, será toda una fantástica aventura.

domingo, 23 de octubre de 2011

Ser nobles con alguien en estado de indefensión

TINTA FRESCA
Gatos, perros y pájaros
Nos permiten ser nobles con alguien en estado de indefensión 
Un artículo de ANA ISTARÚ proa@nacion.com 12:00 A.M. 23/10/2011
Tener mascotas, nos dicen, hace mucho bien. Lo sé: de niña fui la mascota de múltiples felinos. Porque un gato nunca nos pertenece, les pertenecemos a ellos, que nos toleran, magnánimos, en sus residencias (de ellos, no nuestras).
La gente se divide desde antaño entre los amantes de los perros y los amantes de los gatos, discrepancia que, llevada a sus extremos, puede generar incluso discordancias conyugales irreversibles.
Existen seres, tan afortunados como los ambidiestros, que profesan una sincera devoción por ambos tipos de animal; los niños pequeños, por ejemplo, dispuestos a encantarse hasta con un escarabajo.
Nos gustan las mascotas: está bien. Nos enseñan a proteger, a ser responsables y afectuosos. Aquello que tienen de inquietantes puede encontrarse más bien en sus propietarios y su amor excesivo, ya que de la misma forma en que no deberíamos tratar a las personas amadas como a mascotas, tampoco deberíamos tratar a las mascotas como a personas amadas. Interroguemos, si no, a nuestros bichos, quienes normalmente, en libertad, no engordarían hasta quedar clavados al suelo como ventosas de grasa, ni tampoco se pondrían, ni a cañonazos, un suetercito bordado.
Además, no son tontos. Ser, no el perro, sino el niño de sus amos, es un gran peso emocional. Un perro que envejece y sobrevive cuanto le da el pellejo, sin atreverse a morir sólo por no dejar huérfanos de perro a sus dueños, resulta angustiante. Pero, en fin, no es más que humano, como habrá de pensar el perro.
Los animales domésticos no solo son depositarios de nuestro afecto, sino que cumplen también con funciones importantes: ahuyentar a los ratones, amedrentar a los intrusos, defender la integridad física de los miembros de la casa, desbaratar la integridad física de las plantas del jardín, despertarnos a las seis de la mañana los domingos.

Son animales y en eso radica su belleza. Nos permiten ser nobles con alguien en evidente estado de indefensión. Podemos establecer con ellos pactos y ser amigos.
Con los animales silvestres, no. Una serpiente, un tucán, una iguana, una guacamaya, sacados de su contexto, representan un hurto, son rehenes en cautiverio y si desarrollan algún tipo de apego por el malhechor, no será más que puro síndrome de Estocolmo.
Que amar a un animal sea otorgar la libertad, brindar respeto, ejercer la compasión, nosotros, animales también, más frágiles aún por distinguir el bien del mal y conocer de nuestra propia muerte.
Que amar a un animal nos haga más humanos. Está bien.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Invasión extraterrestre

I
Hawking advierte: la humanidad debe evitar contacto con extraterrestres!!!

El astrofísico británico Stephen Hawking, una de las mentes más brillantes y respetadas del mundo, ha lanzado una inquietante advertencia. El científico cree que es perfectamente racional asumir que existe vida inteligente en otros mundos fuera del nuestro, pero advierte de que los humanos deben hacer todo lo posible para evitar el contacto con esos seres, ha señalado en una serie documental en la cadena televisivaDiscovery Channel.
«Si los extraterrestres nos llegan a visitar, creo que el resultado sería muy parecido a como cuando Cristóbal Colón llegó a América, lo que no terminó muy bien para los indígenas», ha indicado. «Imagino que habiendo utilizado todos los recursos en su planeta natal, esas civilizaciones extraterrestres avanzadas se volverían nómadas, buscando conquistar y colonizar cualquier planeta que pudieran alcanzar».
El científico cree que la vida extraterrestre puede desarrollarse de múltiples formas, aunque la mayoría de estas criaturas serían microbios. Sin embargo, no descarta la existencia de vida mucho más evolucionada, inteligente. Hacer contacto con una civilización semejante, para el científico, puede ser «un poco arriesgado».
Sólo debemos mirarnos a nosotros mismos para ver cómo la vida inteligente puede convertirse en algo que no quisiéramos conocer.
II
Murió Pocho
Apareció muerto el famoso cocodrilo de cuatro metros de largo al que se conocía como Pocho, que fue domado por un campesino en la zona atlántica de Costa Rica. El dueño del animal, Gilberto Shedden, conocido como "Chito",  encontró sin vida al reptil en el estanque donde vivía.
"Chito" cobró fama internacional ya que prácticamente convivía con el enorme lagarto, al que abrazaba y montaba en presencia de sorprendidos turistas y curiosos. 
Shedden, con voz entrecortada, dijo que el sábado próximo habitantes del poblado de la comunidad de Siquirres, donde reside, harán una despedida al cocodrilo, antes de sepultarlo.


III
El pasado viernes la selección de futbol de Brasil jugó un partido amistoso con la selección de Costa Rica para la preparación de la próxima copa mundial de este deporte en Brasil.
Lo siento por todos los aficionados, por Ali de Chile, por Steki de Argentina, por Ñoco de España, por Giz de Venezuela, por Mucha de USA y así sucesivamente pero la final será Costa Rica Brasil!!! y allí lo siento por teca!!! ja ja ja.

sábado, 1 de octubre de 2011

Somos el 99 por ciento




 El baño mas caro del mundo.
 Hotel Victor, en Miami Beach, ofrece el baño mas caro del mundo. Este baño es de aproximadamente 1000 litros de agua Evian Natural Spring. El baño está en 5 mil dolares, y la suite en la que uno necesita hospedarse para poder tomar el baño cuesta alrededor de 6 mil dólares, dando un total de 11 mil dólares por el simple hecho de tomar un baño de agua Evian.

Un vibrador de 2 millones de dólares.

martes, 27 de septiembre de 2011

Adiós a la mujer árbol

Wangari Maathai, Premio Nobel de la Paz y la primera africana en doctorarse, además de fundadora del Movimiento Cinturón Verde, falleció la noche del domingo en Nairobi, Kenia, víctima de cáncer de ovario

La icono del movimiento medioambiental y la defensa de los derechos humanos; y primera mujer africana en obtener el premio Nobel de la Paz en 2004, Wangari Maathai, murió la noche del domingo en Nairobi, Kenia, víctima de cáncer de ovario.
Maathai, quien tenía 71 años, fue una precursora de la oposición al cambio climático en los años 70 y recibió el Nobel por el trabajo de su Movimiento Green Belt (Cinturón Verde), que fundó en 1977, y es en la actualidad el principal proyecto de plantación de árboles en África, el cual busca promover la biodiversidad y al mismo tiempo crear empleos para las mujeres y realzar su imagen social.
El Green Belt ha plantado hasta la fecha más de 40 millones de árboles en África.
Maathai también dirigió la Cruz Roja keniana en los años setenta, fue luego secretaria de Estado para Medio Ambiente entre 2003 y finales de 2005.

Más allá de su país natal, Wangari Maathai extendió su combate ecológico a toda África. Estos últimos años, la militante se había consagrado a la protección de la selva de la cuenca del Congo en el África central, segundo macizo forestal tropical del mundo.
En su combate a favor del medio ambiente en Kenia, un país pobre de Africa oriental, la militante se topó con la corrupción y con la represión policial, y fue varias veces a la cárcel.
Ciertas declaraciones polémicas sobre el sida en 2003 -que rectificó luego- suscitaron reservas con ella, sobre todo por parte de Washington. 

martes, 20 de septiembre de 2011

De canéforas y liróforos

Púberes canéforas
Un artículo de VÍCTOR HURTADO OVIEDO, EDITORC vhurtado@nacion.comcF 07:41 P.M. 17/09/2011 Escritor Costaricense

Federico García Lorca oyó un verso de Rubén Darío: “Que púberes canéforas te ofrenden el acanto”; de pronto exclamó: “De todo eso solamente he entendido ‘que’”. Empero, no por extraña, aquella línea deja de ser eufónica pues el acento se repite en la segunda sílaba de cada cuatro (pie peón segundo: oóoo).
Al fin y al cabo, una de las virtudes del poema –hoy ya enterrada bajo el cenotafio del “verso libre”– es la eufonía; o sea, el buen sonido.
A veces, Rubén Darío se tornaba helénico, “pánico”, y grecizaba a mano salva cual Píndaro urdido por las maniguas del trópico. Sistros, náyades, siringas, pámpanos, ninfas y pífanos servían a Filomela, a Citeres y al “Sátiro espectral”.
Puede decirse que Rubén fue el único poeta hispano que convirtió el diccionario griego-español en Modernismo. Al fin y al cabo –otra vez–, la tarea del aedo es trocar la calle y el diccionario en poesía.
En otro momento de su delirio helénico, Rubén Darío nos inventó ‘liróforo’; o sea, “portador de una lira”. Hoy ya no tenemos liróforos –salvo en el incendiado recuerdo de Nerón–, mas sí nos rodean semáforos; id est, “portadores de señales”.
El semáforo es la rima de las calles: avisa cuándo han terminado.
Las canéforas anduvieron en la Grecia antigua. Eran jóvenes que llevaban cestos (‘canéfora’: “que porta un cesto”) en ceremonias religiosas, y también jóvenes casaderas que serían sepultadas en el gineceo de la casa: cementerio de la libertad de las mujeres en tiempos de una extraña civilización.
Rubén Darío no inventó la intrusión luciente de los mitos clásicos en la poesía hispana. Ya en el siglo XVII, Góngora irritaba a Quevedo con sorpresas asaz helenizantes: “Lisonjean apenas / al Júpiter marino tres sirenas” (SoledadII, 359).
La boutade de García Lorca se acepta si se esperan significados de los versos: sí, pueden tenerlos, o no significar nada siempre que suenen bien. “Tin marín...” y “púberes canéforas nada dicen, pero ¡cuán bien se oyen! Rubén Darío salía de caza tras la música en la poesía, pero esta es la belleza que ha asesinado el “verso libre”. “Peregrinó mi corazón y trajo / de la sagrada selva la armonía”, aún canta él con la lira de su Grecia tropical.


jueves, 15 de septiembre de 2011

“Donde hay dolor hay un suelo sagrado”

Epístola: In Carcere et Vinculis."De Profundis”. Oscar Wilde
(Fragmentos)

“Los hombres señalan la cárcel de Reading y dicen «Miren adónde lleva a un hombre la vida artística». Bueno, puede llevar a sitios peores. La gente más mecanizada, para quien la vida es una astuta especulación que depende de un atento cálculo de medios y métodos, sabe siempre hacia dónde va, y logra sus objetivos. Comienza con el anhelo de ser bedel de la parroquia y sea cual fuere la esfera en que se sitúa consigue lo que se propone: ser el bedel de la parroquia, y nada más. Un hombre que aspira a ser algo separado de sí mismo –miembro del Parlamento, comerciante rico, juez o abogado célebre o algo igualmente aburrido– siempre logra lo que se propone. Éste es su castigo. Quien codicia una máscara termina por terminar oculto tras ella.
Pero es muy distinto hacer esto con las fuerzas dinámicas de la vida y con quienes las encarnan. La gente cuyo único deseo es la autorrealización nunca sabe adónde va ni puede saberlo. En cierto sentido, es por supuesto indispensable conocerse a sí mismo, como dijo el oráculo griego. Es el primer logro del conocimiento. Pero el logro final de la sabiduría es reconocer que el alma humana es inconocible. El misterio supremo es uno mismo (…) Espero vivir lo suficiente para hacer una obra tal que cuando acabe mis días pueda decir: «Sí, miren adónde lleva a un hombre la vida artística».”

“El amor se nutre de la imaginación. Gracias a la imaginación. Gracias a la imaginación nos volvemos más sabios de lo que sabemos, mejores de lo que sentimos, más nobles de lo que somos; podemos ver la vida en su totalidad. Por la imaginación (…) podemos entender a los demás en sus relaciones reales o ideales.”

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Poema 14

Juegas todos los días con la luz del universo. 
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua. 

Eres más que esta blanca cabecita que aprieto 

como un racimo entre mis manos cada día. 

A nadie te pareces desde que yo te amo. 
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas. 
¿Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur? 
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías. 

De pronto el viento aúlla y golpea mi ventana cerrada. 
El cielo es una red cuajada de peces sombríos. 
Aquí vienen a dar todos los vientos, todos. 
Se desviste la lluvia. 

Pasan huyendo los pájaros. 
El viento. El viento. 
Yo sólo puedo luchar contra la fuerza de los hombres. 
El temporal arremolina hojas oscuras 
y suelta todas las barcas que anoche amarraron al cielo. 

Tú estás aquí. Ah tú no huyes. 
Tú me responderás hasta el último grito. 
Ovíllate a mi lado como si tuvieras miedo. 
Sin embargo alguna vez corrió una sombra extraña por tus ojos. 

Ahora, ahora también, pequeña, me traes madreselvas, 
y tienes hasta los senos perfumados. 
Mientras el viento triste galopa matando mariposas 
yo te amo, y mi alegría muerde tu boca de ciruela.
Pablo Neruruda