martes, 27 de septiembre de 2011

Adiós a la mujer árbol

Wangari Maathai, Premio Nobel de la Paz y la primera africana en doctorarse, además de fundadora del Movimiento Cinturón Verde, falleció la noche del domingo en Nairobi, Kenia, víctima de cáncer de ovario

La icono del movimiento medioambiental y la defensa de los derechos humanos; y primera mujer africana en obtener el premio Nobel de la Paz en 2004, Wangari Maathai, murió la noche del domingo en Nairobi, Kenia, víctima de cáncer de ovario.
Maathai, quien tenía 71 años, fue una precursora de la oposición al cambio climático en los años 70 y recibió el Nobel por el trabajo de su Movimiento Green Belt (Cinturón Verde), que fundó en 1977, y es en la actualidad el principal proyecto de plantación de árboles en África, el cual busca promover la biodiversidad y al mismo tiempo crear empleos para las mujeres y realzar su imagen social.
El Green Belt ha plantado hasta la fecha más de 40 millones de árboles en África.
Maathai también dirigió la Cruz Roja keniana en los años setenta, fue luego secretaria de Estado para Medio Ambiente entre 2003 y finales de 2005.

Más allá de su país natal, Wangari Maathai extendió su combate ecológico a toda África. Estos últimos años, la militante se había consagrado a la protección de la selva de la cuenca del Congo en el África central, segundo macizo forestal tropical del mundo.
En su combate a favor del medio ambiente en Kenia, un país pobre de Africa oriental, la militante se topó con la corrupción y con la represión policial, y fue varias veces a la cárcel.
Ciertas declaraciones polémicas sobre el sida en 2003 -que rectificó luego- suscitaron reservas con ella, sobre todo por parte de Washington. 

12 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Sin duda una guerrera de la luz!

Wangari Maathai, seguirà esparciendo semillas desde el cielo, estoy convencida de ello, seguirà realizando su trabajo desde otro plano.

Un pensamiento de amor y gratitud para ella y otro para vos Aristos, por este pequeño pero grandioso homenaje desde tu Verde, "hoy màs verde que nunca".

mateosantamarta dijo...

Su labor transcenderá su desaparición física: esperemos que su ejemplo ilumina a hombres y mujeres de todo el mundo. Un abrazo, Aristos.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Paz en su tumba. Ha muerto una guerrera de la paz y un ejemplo de compromiso con la vida y el medio ambiente.
Su espiritu seguirá vivo entre nosotros.

Saludos Filósofo!!!

Gizela dijo...

Mi querido Verdisísimo!!!
Me encanta que la cites en este templo verde de pensamientos
Ella se fue, pero no su pensamiento y su obra
En 1976 comenzó a promover sus criterios sobre la utilidad de plantar árboles entre sus conciudadanos a través del Movimiento Cinturón Verde (Green Belt Movement) con el que ya ha plantado 40 millones de árboles.
Era de las que no sólo se preocupaba...ella se OCUPABA
Lejos de los que viven "predicando" a grande voces, y enormes discursos, pero no hacen nada productivo.
Fue la primera mujer de África Central y Oriental que consiguió un doctorado y la primera mujer en su país con un cargo en la universidad y que entre 1976 y 1978 trabajó en el Consejo Nacional de Mujeres de Kenia y fue su presidenta entre 1981 y 1987, constituye un caso excepcional del papel de la mujer en la sociedad africana.
Fue la primera mujer de África Central y Oriental que consiguió un doctorado y la primera mujer en su país con un cargo en la universidad y que entre 1976 y 1978 trabajó en el Consejo Nacional de Mujeres de Kenia y fue su presidenta entre 1981 y 1987, constituye un caso excepcional del papel de la mujer en la sociedad africana....Y una semilla de verdadero ejemplo a seguir, no sólo para la mujer africana, para todas nosotras, las mujeres del mundo.
BESOTESSS VERDES!!!

Aristos Veyrud dijo...

Gracias amiga Adriana Alba por ese pensamiento de gratitud. La gratitud es uno de los bienes hoy bastante escasos hacia la naturaleza, los mayores, y hacia el ser humano. Esta ambientalista se merece todos los tributos y gratitudes, todo lo que hizo y trabajó por el bien de la naturaleza es un ejemplo que nos unirá todavía más a los amantes de la naturaleza.
Un abrazo amiga!!!

Aristos Veyrud dijo...

Se ha diluido en amor a la naturaleza y lo sembrado por ella sin duda iluminará la esperanza y la fe de quienes han de relevarla en esta tarea.
Mi abrazo amigo Pintor!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ese espíritu vivo entre muchos es el mejor de los cómplices y aliados de la madre naturaleza que continua reverdeciendo en muchos y más corazones.
Un abrazo Poeta!!!

Aristos Veyrud dijo...

Giz gracias por la información tan completa acerca de esta maravillosa mujer, que demostró que cuando se tiene voluntad y amor se pueden revertir los daños a la naturaleza. Ejemplo que avergüenza a todos aquellos que teniendo el poder y las facilidades para respetar el medio ambiente les pesa más su egoísmo y ambición para lucrarse con el patrimonio y la casa de toda la humanidad.
Un beso!!!

fede dijo...

Es una de las grandes referentes de ese gran continente, de donde están los orígenes de nuestra especie humana junto a otro gran premio nóbel Nelson Mandela. Hermoso homenaje a tan lamentable partida, Aristos.
Saludos

Aristos Veyrud dijo...

Gracias fede por tu comentario donde recuerdas al gran Nelson, símbolo de la resistencia y también ejemplo de una raza y de un continente que pujan y no se doblegan a pesar de todas las injusticia cometidas en su contra.
Saludos!!!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Seres humanos excepcionales y que lucharon y fueron leales a sus compromisos.

Saludos

Aristos Veyrud dijo...

Lealtad a sus compromisos de lucha, valor que enraizado en el interés común social hizo de ellos dos grandes seres humanos.
Saludos Roy!!!