martes, 20 de septiembre de 2011

De canéforas y liróforos

Púberes canéforas
Un artículo de VÍCTOR HURTADO OVIEDO, EDITORC vhurtado@nacion.comcF 07:41 P.M. 17/09/2011 Escritor Costaricense

Federico García Lorca oyó un verso de Rubén Darío: “Que púberes canéforas te ofrenden el acanto”; de pronto exclamó: “De todo eso solamente he entendido ‘que’”. Empero, no por extraña, aquella línea deja de ser eufónica pues el acento se repite en la segunda sílaba de cada cuatro (pie peón segundo: oóoo).
Al fin y al cabo, una de las virtudes del poema –hoy ya enterrada bajo el cenotafio del “verso libre”– es la eufonía; o sea, el buen sonido.
A veces, Rubén Darío se tornaba helénico, “pánico”, y grecizaba a mano salva cual Píndaro urdido por las maniguas del trópico. Sistros, náyades, siringas, pámpanos, ninfas y pífanos servían a Filomela, a Citeres y al “Sátiro espectral”.
Puede decirse que Rubén fue el único poeta hispano que convirtió el diccionario griego-español en Modernismo. Al fin y al cabo –otra vez–, la tarea del aedo es trocar la calle y el diccionario en poesía.
En otro momento de su delirio helénico, Rubén Darío nos inventó ‘liróforo’; o sea, “portador de una lira”. Hoy ya no tenemos liróforos –salvo en el incendiado recuerdo de Nerón–, mas sí nos rodean semáforos; id est, “portadores de señales”.
El semáforo es la rima de las calles: avisa cuándo han terminado.
Las canéforas anduvieron en la Grecia antigua. Eran jóvenes que llevaban cestos (‘canéfora’: “que porta un cesto”) en ceremonias religiosas, y también jóvenes casaderas que serían sepultadas en el gineceo de la casa: cementerio de la libertad de las mujeres en tiempos de una extraña civilización.
Rubén Darío no inventó la intrusión luciente de los mitos clásicos en la poesía hispana. Ya en el siglo XVII, Góngora irritaba a Quevedo con sorpresas asaz helenizantes: “Lisonjean apenas / al Júpiter marino tres sirenas” (SoledadII, 359).
La boutade de García Lorca se acepta si se esperan significados de los versos: sí, pueden tenerlos, o no significar nada siempre que suenen bien. “Tin marín...” y “púberes canéforas nada dicen, pero ¡cuán bien se oyen! Rubén Darío salía de caza tras la música en la poesía, pero esta es la belleza que ha asesinado el “verso libre”. “Peregrinó mi corazón y trajo / de la sagrada selva la armonía”, aún canta él con la lira de su Grecia tropical.


30 comentarios:

Laura Uve dijo...

Amoreeee........ que bien suena lo que escribes y además tiene sustancia, qué más se puede pedir.

Estoy, pese a todo, con Lorca, quiero que los versos me digan algo, además de sonar bien.

La cultura griega cimenta el mundo occidental y, por desgracia para nosotras, las mujeres eran tan solo "úteros andantes", seres imperfectos respecto al hombre que había que recluir en el gineceo. La mujer representaba la naturaleza frente a la polis, la vida ordenada de la ciudad frente al caos de lo natural que nunca se sabía por dónde saldría........ igual que las mujeres........ En fín, lo dejo que no es el tema.

Un abrazo y felicidades por tu entrada!!

En Vida Real dijo...

Hola, muy intereante lo que escribes en este post. Me siento pequeño ante la grandeza de lo que expones. Besos desde Panamá.

Adriana Alba dijo...

Que interesante todo èsto que nos traes Aristos.

Sabes que creo?

Que cuando alguien lee un texto se intercambian melodìas entre almas, los que escriben y los que leen de alguna manera misteriosa se fusionan y fluyen sentimientos que nos se pueden explicar con palabras.

No te ocurre por ejemplo que cuando lees el comentario de algùn amigo en tu blog escuchas su voz como si la conocieras aùn sin ver su su rostro?

Y todas son distintas, se produce una especie de alquimia.

Incluso tambièn me pasa esto con los autores.

"Pùberes canèforas" tendrìa para mì muchas interpretaciones, aùn conociendo el significado literal.

Se entendìo algo de lo que quise decir? jajajaja no te olvides que soy "novata" en las letras jajaja.

Muchos besos!

RECOMENZAR dijo...

ARISTOS
Un beso
un aplauso
un abrazo.
Moemtras la noche nos enlaza con las letras

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Laura Uve eres muy consecuente con tu comentario. En este artículo de Vïctor Oviedo hay mucha sustancia como bien dices. Me llama la atención que la poesía siempre ha estructurado el ser y el sentir humano. Esto del "gineceo" ha sido usado en la botánica para nombrar la parte femenina de la flor y se corresponde en parte con los rituales matrimoniales de los antiguos griegos donde como anotas, a la mujer entre epitalamios e himeneos en la práctica se la emparedaba en el tal gineceo y más precisamente en el thálamo estuviera o no enamorada...
Cito algo de la Wikipedia al respecto:

Aristos Veyrud dijo...

Se denomina gineceo (en griego: gynaikonitis/γυναικωνῖτις), o gynaikeion (griego politónico: γυναικεῖον) a la sala, habitación o estancia que poseían las grandes casas de la antigua Grecia, para uso exclusivo de las mujeres de la casa: esposa, hijas, sirvientes. Preferiblemente estas estancias estaban en la segunda planta de las mismas. Esta sala era la contraposición al Andrón.
Daban los griegos este nombre a la habitación de las mujeres: generalmente ocupaban estas la parte alta, quedando los pisos bajos para los hombres; pero en los tiempos de más cultura, cuando las casas fueron construidas con más esplendidez, se reservaba a las mujeres una habitación retirada en el mismo piso que los hombres.
Las casas eran muy espaciosas, especialmente en las grandes ciudades y se dividían en dos partes. La ocupada por los hombres se hallaba delante y era denominada andronitis; la de las mujeres estaba atrás y era el gineceo o gineconitis.
Las mujeres llevaban vida muy apartada, salían poco de casa y se las vigilaba mucho, siendo así muy recatadas, dóciles y sumisas. Por la puerta principal se entraba en el thyrorcion, corredor largo. En un extremo se hallaba la habitación del portero у еn otro estaban las caballerizas. La puerta de cada casa estaba adornada con un Apolo Lixias, un Hermes o un Mercurio. El gineceo estaba precedido de un zaguán ó peristilo, es decir, un patio de columnas y pórticos, menos en el lado del Mediodía cuya puerta central, adornada con anta, especie de pilastras, daba entrada al pastas, que era un vestíbulo pequeño muy adornado. Del vestíbulo se pasaba por la puerta de enfrente a la entrada al acus, sala donde la señora pasaba el día ocupada en sus labores. Las puertas laterales del vestíbulo conducían al thalamus o dormitorio y al amphi-thalamus o antecámara donde estaban las esclavas. Alrededor del peristilo había otros aposentos para comer, dormitorios de fámulas, etc.

Aristos Veyrud dijo...

"Las mujeres llevaban vida muy apartada, salían poco de casa y se las vigilaba mucho, siendo así muy recatadas, dóciles y sumisas."

¿Como que no es mucho lo que hemos evolucionado, no?

Bien Laura Uve aunque la poesía no diga nada y suene bien siempre se presta para encontrar sustancia ja ja ja

Un abrazo!!!

Aristos Veyrud dijo...

En Vida Real, de verdad que en el amor y sus rituales la poesía ha sido el hilo conductor a través de la historia.
En la medida que reivindiquemos nuestra expresión lírica ganaremos en memoria y afirmación de vida, seremos más humanos.
Vida y poesía siempre van de la mano, creo que solo los sombis pueden moverse sin ella.
Mi abrazo grande amigo!!!

Aristos Veyrud dijo...

No sólo se entendió algo sino que se sintió mucho ja ja ja:
"Que cuando alguien lee un texto se intercambian melodìas entre almas, los que escriben y los que leen de alguna manera misteriosa se fusionan y fluyen sentimientos que nos se pueden explicar con palabras." "...se produce una especie de alquimia".
Mi querida Adriana Alba tocas la esencia de la música, ese intercambio de melodías entre almas...fusionar y fluir sentimientos que no se pueden explicar con palabras.
Ese es el "esfuerzo" constante del meditador, llegar a esa dimensión donde la vibración de esas energías latentes rebasen al crisol y a la pastilla del YO.
Cada vez me maravilla más estos nuevos medios que nos permiten difundir y alcanzar estas grandiosas experiencias, como las que nos hoy nos expresas, y que estoy seguro son la antesala de esa nueva humanidad en paz por la que trabajamos y deseamos.
Mi abrazo grande y lleno de esa alquimia que nos haces sentir amiga Adriana Alba!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Mucha se que estás en el plano de las enamoradas, y por donde pasas consagras y agitas los espacios con esas vibraciones superiores.
Así que tu presencia en este sitio es una bendición que siempre agradezco.
Eres un espíritu de paz y de belleza que promulga y comulga lo radiante de la vida.
Un abrazo amiga, gracias por tu presencia!!!

ñOCO Le bOLO dijo...


· Venir y empaparse culturalmente nunca puede ser malo... por eso vuelvo.
Siempre me han encantado los acantos, pese a que su vejez es algo desastrosa y su capacidad de invadir el entorno es abusiva. Los míos ya están muertos.

· Salud·os meta...

CR & LMA
________________________________
·

Aristos Veyrud dijo...

La cultura es enriquecedora y más para un artista tan inquieto que aparte de dominar la imagen también domina el sonido.
Me gusta eso del acanto que en su vitalidad es abusivo.
Saludos artista!!!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Muy interesante edición en donde, partiendo de Rubén Dario y de Lorca viajamos por el mundo increíble de los griegos y ese lenguaje tan concreto y exótico que heredamos de ellos. El artista expresa su arte a través, en nuestro caso, de la poesía que Rubén Darío supo cuidar en tanto arte y belleza musical; la discrepancia surge cuando uno se abraza a una determinada escuela pero eso es parte de la historia de los seres humanos y sus sociedades. El artista (poeta, bailarín, teatrero, músico, escritor como, por ejemplo, Oscar Wilde)vive y expone su arte en una determinada época o periodo de tiempo y está expuesto a la crítica que puede ser generosa o condenatoria. Pero, el artista, el poeta, debe estar por encima de todo eso y proponer un estilo, abordar decididamente una determinada sociedad y sus estructuras políticas, ideológicas y culturales y elegir entre abrazarla o cuestionarla; me parece que Rubén Dario, como García Lorca, tuve el genio suficiente como para saber levantar polémica y salir bien librado.
Te quedé debiendo mi comentario a la edición anterior a esta, pero es que estoy muy ocupado en la organización del lanzamiento de mi libro y el de otro poeta argentino acá en la ciudad de Gävle, Suecia.
Este acto cultural será este viernes 23 de septiembre.
Recibe un fuerte abrazo Filósofo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Todos los éxitos en esa fiesta donde la poesía será sembrada y se seguirá contribuyendo a su cultivo verso a verso desde Argentina y Colombia allá en Suecia.
Ese palpitar sostenido de los aedos cimenta el fuego de todas las manifestaciones y celebraciones de la vida y por la vida.
Emociona esa porfía de hacerle un lugar al corazón.
Un abrazo Poeta!!!

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Una entrada muy buena. La poesía debe ser bella pero a mi humilde entender, también debe transmitir. Hablar lindo, raro o en difícil sin trasmitir nada, no parece ser lo acertado,. pero. en fin, el texto da para mucho. Saludos.

Aristos Veyrud dijo...

S.A.D.E La poesía en su generosidad es tan amplia que da para todos, otra cosa es que no todos la aprovechan.
Basta pasearse un poco por sus paisajes y darse cuenta que nadie quedaría por fuera.
Gracias por tu visita!!!
Mis saludos Poeta!!!

David C. dijo...

que interesante tema el que compartes hoy.

teca dijo...

"Vida y poesía siempre van de la mano..."

Obrigada por tamanha imensidão de cultura desta postagem e comentários.
Beijo carinhoso.

Steki dijo...

Che, me dejaste patitiesa con este post lleno de tanta sabiduría. Tanto Rubén Darío como Lorca, unos genios de las letras, cada uno en su estilo.
Te cuento que tendré que leer nuevamente el post porque con tantas palabras nuevas para mí, se me hizo una "sopa de letras" tremenda! Jaja.
Me encantó el video! Muy alegre.

Te dejo un beso con un gran ki-abrazo!

Aristos Veyrud dijo...

David C. ¿Qué tendrán los poetas y los antiguos griegos que los hace tan interesantes, y las púberes canéforas?
Mis saludos amigo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Beijo carinhoso amiga teca, la cultura es diálogo, construcción de lazos y tejidos. Si se hace de la mano y mediante el hilo de la poesía hemos cumplido con nuestra misión en esta vida.
Un abrazo grande amiga!!!

Aristos Veyrud dijo...

Che y eso que no metí a Borges ja ja ja...ahí si que hecha candela el ki de la publicación.

Gracias amiga Steki por traer siempre la chispa de la alegría, fundamento y anhelo de todo poeta.

Bueno eso ya lo sabés, el tango en sus letras se estructura en la poesía que siempre ansía el amor, su permanencia y el lamento de su ausencia. Y eso no solo lo oyes sino que lo cantas, lo bailas, lo sientes, lo vives...tu ki está trenzado con todo eso...debe ser por eso que sos tan traviesa. Gracias al ki-tang y a su poesía y a Steki y sus travesuras.

Un gran abrazo amiga!!!

Adriana Alba dijo...

Aristos, es que no publiquè nada nuevo ayer quise hacer un cambio con un post que tenìa en borrador y salio por unos momentos, pero fue un error.

Besitos amigo y buena semana.

Adriana Alba dijo...

Lo que no entiendo es porque quedò la imàgen si lo suprimì....estoy haciendo algo mal.

Aristos Veyrud dijo...

Entendido amiga Adriana Alba!!!
culpemos a los duendes de la red, ja ja ja.
Un abrazo!!!

Steki dijo...

Buenos días, amigo verde!
Conocés esto? http://www.artofliving.org/ar-es/am%C3%A9rica-medita
En Mendoza se harà el el Parque San Martín. Iré, porque es una experiencia novedosa para mí.
Que tengas un día maravilloso!

Aristos Veyrud dijo...

Fantástico!!! algunos me han mencionado el evento y estaré pendiente donde lo celebrarán aquí porque todavía no me entero.
Una gran iniciativa y aporte a la paz del mundo.
Gracias a mi ga Stekinha por el dato, publicaré el logo y el enlace en el verde para promocionarlo un poquito más.
Un abrazo!!!

Carmen Troncoso dijo...

Bello juego el lirismo de estas palabras en las poesías nombradas, estupendo texto, nos enriqueces Aristos, un abrazo cálido,

Aristos Veyrud dijo...

Un gran abrazo Carmen y muchas gracias por tu visita!!!

Myriam dijo...

EL artículo de Víctor Hurtado Oviedo me parece muy interesante y más aún tu comentario aquí sobre El gineceo y etc.

Un abrazo