domingo, 21 de noviembre de 2010

Civilización Empática...


SALTEN BAILEN BEBAN COMAN 
CANTEN GRITEN BEBAN JODAN














Hace poco tuve la alegría de una visita de uno de mis sobrinos, traía un buen libro para leer durante sus vacaciones titulado, La civilización empática de  Jeremy Rifkin quien ha vuelto después de seis años sin publicar. 
Este economista, escritor y asesor de varios presidentes de la UE, habla de la necesidad de una conciencia planetaria que revitalice la economía y acabe con la progresiva destrucción del Planeta.
Para ello, el autor cree que se debe hacer una reconsideración de la naturaleza humana a partir de la empatía, una capacidad que hasta el siglo XX no ha sido debidamente analizada y que, en su opinión, ha ejercido una poderosa influencia en el desarrollo humano y probablemente determinará el futuro de la especie. Rifkin explica que recientemnete ha habido dos grandes colapsos que han marcado el fin de la era contemporanea. 
El primero sería el que se produjo en julio de 2008, cuando el precio del crudo alcanzó en los mercados un récord histórico de 147 dólares el barril. Algo que, según el autor, hizo que se disparasen los precios de los alimentos y otros bienes en lo que fue el punto de partida del terremoto económico. Para Rifkin, el colpaso de los mercados que se produjo dos meses después con la 'crisis subprime' no fue más que una réplica de este gran sismo del que él ya había hablado en una obra anterior , La economía del hidrógeno. 
El segundo hito al que se refiere Rifkin fue la cumbre del clima celebrada el pasado mes de diciembre en Copenhague, donde 192 países se reunieron para abordar el problema del calentamiento global. Las reuniones fracasaron y el mundo salió de la ciudad danesa sin un acuerdo que permitiera la sostenibilidad del planeta. El autor achaca este fracaso a la concepción que los políticos y los estados, inspirados en pensadores ilustrados como Locke o Adam Smith, tienen del hombre y su esencia: ambición y utilitarismo que busca un ilimitado progreso material a costa del agotamiento de recursos. 
Según esta visión, el ser humano sería egoísta y materialista y buscaría el progreso a cualquier precio, algo que Rifkin ataca basándose en las modernas teorías de los científicos sociales, que están revisando la historia a partir de "una lente empática" que dejaría ver que la evolución humana no se explica tan sólo por el dominio de los recursos, sino también por el incremento de la empatía entre los seres humanos en ámbitos cada vez más complejos. 
Hacia la tercera revolución industrial  
¿Cúal es la fórmula para crear una economía compatible con el desarrollo sostenible de la biosfera? Ante esta pregunta el escritor americano aboga por la necesidad de dar un salto, en menos de una generación porque después ya sería tarde, hacia una conciencia empática mundial, para lo que es necesario dar un vuelco a la conciencia humana. Rifkin habla de una tercera revolución industrial basada en la convergencia de la energía y las nuevas comunicaciones. 
(Texto tomado de la red)


Y siguiendo el tren de celebraciones que empecé desde 

temprano, os dejo el siguiente video, porque hoy al Verde "lo 

voy a tumbá"






 

17 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Bueno de revoluciones industriales y otras, voy a parafrasear aun autor: Superemos el R de revolución.

Debo confesar que guarde la foto de ese atardecer, es impresionante, ¿quién es el fotógrafo?.

Me alegro que disfrutaras tanto a tu sobrino, y las fotos está muy bellas, claro no te veo en ellas, supongo que estabas detrás del lente.

Las crisis son cíclicas, aún sufrimos los ciudadanos Suprime, y los mileuristas, es dura esta época, al final creo que hay que cambiar de paradigmas, pero ya está claro que no hay marcha atrás, creo que no existe en este momento a corto plazo, algo que logre sustituir al capitalismo, así que lo que debemos hacer, es mejorar todo aquello que nos afecta, y sacarle partido a lo mejor que ofrezca el sistema de mercado.
Cuesta ser empáticos con la naturaleza, la economía y el ser humano.
Saludos

Dilman dijo...

Roy, el fotógrafo del atardecer es mi sobrino. En cuanto a que no estoy en las fotos es porque tampoco estuve en el paseo. Como dice el economista el salto hay que darlo en menos de una generación, yo ya jugué, ahora le toca a los muchachos ponerse la camiseta, no sé como irán a ganar el partido, pues nos van ganando por goleada. Pero los jóvenes siempre apuestan a lo imposible y en eso yo estaré siempre ayudando con este resto que me queda.
Pienso que el socialismo es una alternativa real al capitalismo y sobre todo ante el neoliberalismo.
Gracias por dejar tu sentir y pensar.
Saludos.

mateosantamarta dijo...

A pesar de las bonitas fotos, no dejo de ser pesimista: la avaricia se reafirma como valor dominante de los que dirigen esto -no conocen la empatía-.
La empatía está perdiendo terreno.
Creo que tendría que haber un completo cambio de valores.
Un abrazo.

Marianí dijo...

Tú como siempre Dilman, regalándonos junto al pensamiento y al análisis profundo, momentos entrañables muy tuyos acompañados de la belleza y la alegría de nuestra inigualable música... ¡eres increíble!

Preciosas fotografías, interesante tema... ¡felicitaciones Poeta!

Un fuerte abrazo

Steki dijo...

Veo que seguís brincando por acá, Dilman! Jaja, aquí me tenés. Me llamaste a brincar con vos y vine. Qué obediente que soy!

Muy interesante tu post. Hay que encontrar el equilibrio también con la Naturaleza. Cosa que muchos no entienden.

Qué lindas fotos y qué bien que se la pasan estos chicos!

Beso para vos, che.
Buena semana!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Me parece muy interesante esta edición que nos entregas, Dilman, porque Rifke, de alguna manera, sentencia la inutilidad del capitalismo como sistema socio-económico para resolver los problemas de la humanidad. Por el contrario, hoy en día el capitalismo atraviesa una crisis de la cual no sabe cómo salir. Sus cumbres no conducen a nada.
Fidel Castro, el líder cubano, en una de sus más recientes reflexiones, dice: “...En solo 10 días —menos de dos semanas—, la opinión mundial ha recibido tres grandes e inolvidables lecciones: G-20, APEC y OTAN, en Seúl, Yokohama y Lisboa, de modo que todas las personas honestas que sepan leer y escribir, y cuyas mentes no hayan sido mutiladas por los reflejos condicionados del aparato mediático del imperialismo, puedan tener una idea real de los problemas que afectan hoy a la humanidad.
En Lisboa no se pronunció una palabra capaz de transmitir esperanzas a miles de millones de personas que sufren pobreza, subdesarrollo, insuficiencia de alimentos, vivienda, salud, educación y empleo.
Por el contrario, el engreído personaje que figura como jefe de la mafia militar de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen declaró, en tono de fiurercito nazi, que el "nuevo concepto estratégico" era para "actuar en cualquier lugar del mundo...".
La única respuesta que tiene el capitalismo con sus títeres de la Otan es el lenguaje de la guerra, la mentira y la desinformación. Me parece que se nos intenta llevar a un grado de desesperanza tal que no veamos que otro sistema político – económico es posible; que creamos que, a pesar del fracaso del capitalismo, todo es posible en el marco de este aberrante sistema. Desunir es la idea...manipular es la tarea diaria. Pero, en la medida que el ser humano siga tomando conciencia de todo lo anterior y de su papel protagónico en la transformación del orden mundial en uno en el que germine la esperanza y la empatía, creo que podremos construir un mundo sin guerras, sin injusticias y con el lenguaje del amor y el canto de la poesía.
Y, como tú Dilman, yo también creo en el socialismo es la alternativa al capitalismo.
Un abrazo.

Myriam dijo...

El salto evolutivo empático es el único posible que puede salvarnos como especie y en los jóvenes esta la esperanza.

UN abrazo
LIndas fotos y linda visita.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Me parece interesante lo que escribes. Creo que la evolución habrá de llevarnos a un conciencia global e instantánea. De algún modo, nuestras mentes conectarán en modo similar a una red de redes, tal vez sea esa empatía global lo que cambie la acción del hombre sobre el planeta, lo único que permitirá la existencia de una vida racional que no agote los recursos, que el hombre no sea el cáncer del hombre.

· Saludos meta...

CR & LMA
________________________________
·

Steki dijo...

Cómo? No llegó Gustavo? Se perdió por el camino! Me dijo que veía para acá a bailar un poco de salsa y me tenté a seguirlo. Dónde está la joda, che? Se fueron todos? Vamos, chico, a salsear un rato que después nos vamos a milonguear! Que Roy y Gizela no se queden afuera! Aunque Gizzz me parece que está más en condiciones de ser espectadora! No importa, la perdonamos, eh?
Besos para todos.

Dilman dijo...

Creo que Gustavo debe estar quitando las montañas de nieve y quien sabe si pueda salir. A Gizz le ponemos unos boleros para que pueda bailar y Roy solo para joderlo le ponemos otra vez al hombre divertido. Y sí después a milonguear que para mañana es tarde!!!

Gizela dijo...

Tengo rato viendo las fotos
Son preciosas!!!
Tanto en naturaleza como en esas naturales linduras humanas.
Combinan perfectamente con el frescor de tanto lindo verde en este espacio.

No he leído el libro al que haces referencia.
Sí algunos análisis y algunos resúmenes.
Pero estoy segura que me gustará cuando lo lea.
Siento al igual que el autor que los nuevos descubrimientos tecnológicos, psicológicos científicos, lo que nos han develado, es la existencia una conciencia global de la acción humana.
Creo en la empatía humana como fuerza motriz a fin de desarrollar el devenir de la humanidad.
Creo que siempre lo hubo en diferentes épocas y diferentes esferas geográficas.
Solamente que ahora diferentes experiencias se convierten en una sola, amalgamada por el conocimiento general que ahora tenemos todos, de todos, en el mundo...se acabaron los mitos, los rincones oscuros, donde se maneaba a antojo de algunos pocos, la realidad para tergiversar la vida a algunos "muchos" utilizando la historia y las calamidades que ha sufrido la humanidad, como único hilo conductor y del cual se alimentan los alarmistas, los que escriben y hablan sólo sobre lo negativo del ser humano y su mundo
En uno de los varios análisis que leí sobre la obra en cuestión, me encontré un razonamiento que me encanto...copio y pego
El filósofo alemán Georg Wilhelm Friedrich Hegel dijo en una ocasión: «La historia no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco» porque constituyen «períodos de armonía». Las personas felices suelen vivir en el «micromundo» de las relaciones familiares y las afiliaciones sociales.
En cambio, la historia la suelen hacer los insatisfechos y los descontentos, los airados y los rebeldes, los que desean ejercer la autoridad y explotar a otros, los interesados en reparar agravios y restablecer la justicia. Desde este punto de vista, gran parte de la historia escrita gira en torno a la patología del poder. Memoria colectiva Quizá por esta razón hacemos un análisis tan sombrío al reflexionar sobre la naturaleza del ser humano. Nuestra memoria colectiva se mide por crisis y calamidades, por injusticias sangrantes y episodios de crueldad con otros seres humanos, con los restantes seres vivos y con la Tierra que habitamos. Pero si fueran éstos los elementos que definen la experiencia humana, ya haría mucho tiempo que nuestra especie habría perecido.

Gizela dijo...

Me encantó porque siempre he pensado así
Claro que se han cometido errores, por desconocimiento, pero cuantos aciertos no ha producido la especia humana.
Y si sumamos estos aciertos a la globalización de información y de conocimientos, los estamos potenciando para el hoy y el mañana
Y serán aciertos en el plano político y el plano económico y en el social, sin descuidar nuestras obligaciones con el planeta.
El mundo ya transito por dos extremos que sólo trajeron confusión y fracaso en medio de la manipulación que hicieron sus creadores y representantes.
Las revoluciones de Internet y de las tecnologías de la información han empezado a cambiar la naturaleza del juego económico.
La estrategias win-win, está ganando cada día más terreno.
La norma es ahora compartir los riesgos y colaborar sin reservas ni restricciones en lugar de tejer intrigas y manipulaciones maquiavélicas
En el terreno de relaciones laborales empieza la inteligencia social, a tener tanta importancia como la capacidad profesional.
Se considera cada vez más esencial para el rendimiento en las empresas, la capacidad de los empleados para "empatizar" con los demás, superando las barreras de carácter étnico, racial, cultural y sexual.

Por su parte las escuelas intentan ponerse a la altura de una generación que ha crecido con Internet y está acostumbrada a interactuar y a aprender en redes sociales abiertas, en las que comparte información en lugar de acumularla, y ya están surgiendo nuevos modelos de enseñanza destinados a transformar la educación y conseguir que, en lugar de ser una competición absoluta , sea una experiencia de aprendizaje en colaboración.
El service learning, o aprendizaje mediante actividades de voluntariado, ha revolucionado la experiencia escolar, millones de jóvenes realizan trabajos útiles y solidarios para mejorar la calidad de vida de la comunidad en la que viven....
Como ves yo sí creo en el futuro de nuestro mundo y nuestra civilización.
Yo si creo que la empatía es algo que siempre tendremos los humanos, como motor de nuestros pasos civilizadores.

Bien bella tu edición Verde Metaesteta... y bien interesante como siempre.
Me alegro que estén ustedes aquí de fiesta y de baile...
Hay mucho por que celebrar.
Un besote inmenso para todos

Carmiña dijo...

Uuuyyyyyy pero quien pidió pollo. Mientras yo por acá congelándome hay quienes cuentan dinero delante de los pobres.
Ya compré el libro te estaré comentando.
Chico ¿porqué no empatizas y contestas el teléfono o los mensajes? llevo mil horas tratando de hablar, es importante lo que tengo que decirte.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Ufff!

Bueno, Dilman tenía razón...hay nieve por montones y menos once grados como para quedarse metido entre las cobijas.
Pero el vino tinto me acompaña y me calienta (en todo sentido) y aquí estoy preparando La Sexta Noche de Poesía que será un homenaje a Federico García Lorca. Ah, me parece que estamos contagiando a Steki con el calor rítmico del Caribe. Azucar!!!

Steki dijo...

Gustavo, a mí me encanta bailar salsa! Azúcar!!!!!! A mover el esqueleto para que se te vaya el frío! Jaja. Beso.
Beso para Roycito también y de paso para Dilman y para Gizz también! Cómo estoy de besuquera, che.

Clara dijo...

Leeré el libro;nuevas soluciones.Conciencia global.Estrategias.
Cuando los jarabes para la tos son ineficaces hay que cambiar de jarabe.La empatia puede ser ese primer escalón....
Un abrazo

El atardecer impresionante,se lee el texto con otra predisposición

Nakrama dijo...

Quizás lo que hace falta no sea otra revolución industrial más, sino una verdadera revolución humana. Y sí, apuesto por esa "empatía" que nos acerque cada más al otro y a nosotros mismos. Una vez escuché en una película ("Powder: pura energía")una frase que me marcó, y que venía a decir algo así como que el ser humano sabe de lo que es capaz de hacer su tecnología, pero no de todo lo que es capaz de conseguir su humanidad (no conseguí encontrar la frase exacta en internet), pero esa viene a ser la idea.
Un abrazo