sábado, 12 de enero de 2013

La mitad de los alimentos del mundo se tiran a la basura

Aunque uno de cada ocho humanos se acuesta con hambre cada noche, se desperdicia el 50 por ciento de la comida que se produce.

Es paradójico. Mientras ochocientos setenta millones de personas sufren de hambre, es decir uno de cada ocho habitantes del mundo no tienen nada en su plato, las alacenas y los supermercados están repletas de comida. Tanta que la mitad de alimentos que se producen inevitablemente terminan en el cesto de basura.

Entre 1.200 y 2.000 toneladas se pierden por el camino, antes de llegar al estómago de uno de los 7.000 millones de humanos. Así lo aseguró un informe del Instituto británico de Ingenieros Mecánicos que atribuye este fenómeno al mal almacenamiento, las fechas muy estrictas sobre vencimiento en el empaquetado y a los consumidores exigentes que pretenden que las frutas y los vegetales tengan una apariencia propia de un comercial, sin magulladuras ni imperfecciones.

En Europa, se despilfarran 179 kilos de comida por habitante al año. En el Reino Unido, por ejemplo, un 30 por ciento de los vegetales no se cosechan porque el aspecto que tienen haría más difícil su venta en los mercados.

En los países desarrollados la mayor parte de las pérdidas se producen en los hogares y en el proceso de comercialización mientras que en los países del tercer mundo, los problemas se centran en la ineficiencia de las técnicas agrícolas, fallas en el almacenaje y transporte de las cosechas.

Por si esto fuera poco, los supermercados fomentan que los consumidores compren más comida de la que necesitan, aunque la acaben tirando.

De acuerdo a Tim Fox, director de energía y medioambiente del instituto, "la cantidad de comida desperdiciada en todo el mundo es asombrosa. Esta es comida que podría ser utilizada para alimentar a una creciente población mundial, así como a los que hoy pasan hambre".

Además, semejante despilfarro supone un innecesario desperdicio de tierra, agua y recursos energéticos utilizados en la producción, proceso y distribución de los alimentos.

El informe señala que aproximadamente 500.000 millones de metros cúbicos de agua se gastan en cultivos que nunca llegan a consumirse.

La ONU estima que para el 2075 habrá 3.000 millones de personas más que alimentar en el mundo debido a que la población llegará a los 9.500 millones. Por eso es necesario asegurarse de que la comida esté en las alacenas y no en los cestos de basura, desperdiciándose.



36 comentarios:

Mirella S. dijo...

Aris, no conocía tu blog, pero hoy me pude dar una vueltita y me gustó la variedad de opciones que ofreces.
Los microcuentos, encantadores.
El post de hoy trata un tema serio y preocupante, fundamentalmente por la estupidez humana. Es inconcebible que se tire tanta comida y haya niños desnutridos o personas que para comer algo tienen que rebuscar en la basura.
El mundo está patas para arriba, sin dudas.
Un abrazo

ñOCO Le bOLO dijo...


· Lo que cuentas es desolador. Conocía parte de los datos pero, lo más importante, la esencia del problema. Somos injustos, insolidarios... conocemos la realidad y no actuamos más que poniendo parches, no removiendo a la clase política o empresarial que propicia tal situación... sin eludir nuestra propia responsabilidad como consumidores.
· Todo un acierto, este post. A ver si ayuda a remover nuestras conciencias.

· Un abrazo, amigo.

· CR · & · LMA ·


Aurora García Rivas dijo...

Pues es tan injusto que, no sólo se tira comida habiendo millones de personas muriendo de hambre, sino que las ganancias de la producción agrícola se las quedan los intermediarios. Es espeluznante escuchar por la radio: kilo de limones: 0,30 ctmos al agricultor, 1,80 E al consumidor. Y es sólo un ejemplo. ¿Adónde van a parar las ganancias? Se pierden por el camino. Lo de las grandes superfices es sangrante. Además de otras historias, muchas veces ponen mercancías a menos precio que el de coste, como gancho a otros artículos, con lo que perjudican al pequeño comercio, la productor de la lecha, y al consumidor, que no va a llevar en el carrito, seguro, seguro, sólo leche.
Para mí, tirar comida siempre ha sido un pecado. Tal vez el único pecado verdaderamente mortal que existe. Lo aprendí de mis abuelas y de mis padres para los que el pan se aprovechaba hasta la última miga, si estaba duro, se hacían sopas o se migaba en leche. Y como el pan, el resto de la comida: si sobraba se calentaba o se reciclaba añadiendo otra cosa... En fin, para qué contar más nada. Vivimos aún una época de despilfarro que vamos a pagar con mucho sufrimiento, como siempre, los pobres.
Interesante entrada, Aristos. Un abrazo.

Aurora García Rivas dijo...

Aurora García Rivas dijo...
Pues es tan injusto que, no sólo se tira comida habiendo millones de personas muriendo de hambre, sino que las ganancias de la producción agrícola se las quedan los intermediarios. Es espeluznante escuchar por la radio: kilo de limones: 0,30 ctmos al agricultor, 1,80 E al consumidor. Y es sólo un ejemplo. ¿Adónde van a parar las ganancias? Se pierden por el camino. Lo de las grandes superfices es sangrante. Además de otras historias, muchas veces ponen mercancías a menos precio que el de coste, como gancho a otros artículos, con lo que perjudican al pequeño comercio, la productor de la lecha, y al consumidor, que no va a llevar en el carrito, seguro, seguro, sólo leche.
Para mí, tirar comida siempre ha sido un pecado. Tal vez el único pecado verdaderamente mortal que existe. Lo aprendí de mis abuelas y de mis padres para los que el pan se aprovechaba hasta la última miga, si estaba duro, se hacían sopas o se migaba en leche. Y como el pan, el resto de la comida: si sobraba se calentaba o se reciclaba añadiendo otra cosa... En fin, para qué contar más nada. Vivimos aún una época de despilfarro que vamos a pagar con mucho sufrimiento, como siempre, los pobres.
Interesante entrada, Aristos. Un abrazo.

13 de enero de 2013 05:59

Isabel Martínez Barquero dijo...

Estos días pasados escuché la noticia y me quedé asombrada y perpleja. Le presté toda mi atención y pensé lo que supongo que muchos piensan: ¿por qué ese desperdicio? ¿Por qué unos se mueren de hambre mientras otros están ahítos y les sobra de todo? ¿No podrían articularse mecanismos para que todo ser humano tuviera algo que llevarse a la boca?
Es un tema antiguo, sí, pero no por eso deja de preocupar. No sé cuándo conseguiremos un planeta más equilibrado y justo.
Un abrazo, Aristos.

teca dijo...

Se o desperdício for evitado por cada um de nós, quantos poderão se alimentar melhor?
Na empresa onde trabalho já é feita uma campanha nesse sentido: coloca-se no prato somente o que possivelmente será comido, não mais que o normal. (Aliás, isso a gente aprende em casa, pelo menos comigo foi assim... o "berço" é importante na vida de uma pessoa). Cada um fazendo a sua parte, para a parte maior não ser prejudicada.

Beijos e flores de carinho.

India Rebelde dijo...

Esto confirma mi teoría, En el mundo existen pobres porque los poderosos quieren que existan... y lo peor de todo, es que la mayoría lo permite!!!

Perdona pero mi rebeldía sale a flote ante estas noticias...

Besos

Jorge Donato dijo...

Es lamentable tener que leer noticias como esta. En un mundo dicen cada vez más "civilizado", cada día mueren de hambre niños sin qué llevarse a la boca, mientras unos pocos derrochan y otros muchos apenas prestan atención a noticias como la que nos has contado.
Un saludo.

maria candel dijo...

Si, es cierto yo también leí esas cifras de lo que desperdiciamos en comida y es terrible la diferencia de entre los países desarrollados y los países del tercer mundo, necesitamos hacer conciencia del despilfarro de los alimentos, del agua, y en general de los tantos recursos que nos han sido prestados para vivir, y debemos preservarlos para las siguientes generaciones, que de seguir así, la van a pasar mal.

Un abrazo, Aristos

Adriana Alba dijo...

Una cruel realidad.
Difundir èstos temas es totalmente necesario para la toma de conciencia, todo tiene que ver con todo, una gota de mar lleva en sì misma el ocèano entero.
Ojala se reviertan estas cifras o por lo menos se encuentren salidas para mejorar la situaciòn.

Todos somos responsables de pensamiento, sentimiento, palabra y acciòn. colaborar desde donde cada uno pueda es fundamental.

Un abrazo querido Aristos.

Chaves Casanova dijo...

siempre pienso que es así...
saludos le dejo... linda nota más allá de reflexión

jaal dijo...

Muchas veces es un asunto económico. Es preferible tirar los excedentes a que el precio de un producto baje. Así nos va, que nos vamos a tener que comer físicamente los precios, las etiquetas y los envases. Muy injusto asunto Aristos.

Saludos desde la fría madrugada madrileña.

Felicidad Batista dijo...

Aristos, lamentablemente es una realidad tan terrible como las cuasas que la provocan y las consecuencias que genera.
No se trata de escasez de recursos, de sequías pertinentes, de mala praxis en las técnicas agrarias, de super población. No. Es una cuestión de distribución.
La especulación de los precios lleva a destruir millones de toneladas anuales de todo tipo de alimentos. Se derraman litros de leche, se destruyen productos cárnicos, se tira frutas y hortalizas y un larguísimo etcétera. Todo vale para mantener los beneficios siempre elevados. Es la ley simple y depredadora del mercado que no entiende ni quiere entender de un raparto equitativo de las riquezas del planeta.
Gracias por esta entrada que enfoca la realidad de frente.
Un abrazo

Rafa Hernández dijo...

Esto es lamentable y de autentica vergüenza. La cantidad de alimentos que se tiran a la basura, y los millones de personas que siguen pasando hambre y necesidad en el mundo. Lo que ocurre es que los países que no andamos necesitados, aunque lo de necesitados ahora habría que entrecomillarlo es no acordarse de los que pasan penurias. Aquí hasta las grandes superficies y supermercados prefieren tirar alimentos perecederos antes que darlos a asociaciones benéficas y necesitados. Aunque bien es cierto que algunas cadenas alimentarias ya se van concienciando y donan al año toneladas de alimentos. Que lleguen o no a los que pasan hambre ya es otra historia, porque como sabes hay mucho aprovechado y sinvergüenza.

Un fuerte abrazo Aristos.

Aristos Veyrud dijo...

Querida Mirella S. gracias por tu visita y comentario acerca de la página. El despilfarro de alimentos y recursos naturales unidos a la explotación indiscriminada del capital y de la mano de obra producen toda una serie de calamidades humanas y naturales, donde todos perdemos hasta los que creen que están sepultados en montañas de fortunas.
La labor artística y el periodismo serio y consecuente nos brindan la gran oportunidad de optar por los caminos de consciencia social y ciudadana que ya es uno de los pasos fundamentales para empezar los correctivos necesarios.
Un abrazo Artista!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amigo Ñoco muchos de los problemas del mundo se solucionarían con un mínimo de consciencia y sensibilidad social, política y empresarial. El modelo político y dominante en el mundo actual que obliga a estar a muchos bajo la amenaza de la pobreza, en la pobreza y por debajo de la pobreza es claro que puede tener vías alternativas donde el planeta y la humanidad estén en mucho mejores condiciones. Como vemos la tarea de los artistas es grande como la del cineasta de la película Dive que con tan poco hace tanto.
Gracias Artista por tu comentario y visita.
Un abrazo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Tirar la comida si que es un pecado mortal, lo que es evidente, mientras toneladas de alimentos se van a la basura hay seres humanos que mueren de hambre sin ellos.
Una de las trampas de la mercadotecnia es formar mediante los medios de comunicación un consumidor sumiso, acrítico e inculto, es decir aético y aestético que responda automáticamente a sus directrices, una de las conductas inoculadas es el patrón del comprador despilfarrador como modelo de riqueza, éxito y bienestar. Hay quienes se sienten desgraciados, pobres y atrazados si no tienen acceso a las bolsas de snacks y a las bebidas gaseosas más mentadas de la publicidad, teniendo una cantidad de opciones alimenticias mucho mejores que esas ofertas.
Basta cambiar un poco los patrones de consumo y muchas cosas variarán hacia mejor.
Es mucho lo que los oficiantes de la estética tenemos por delante querida Escritora Aurora y a plena consciencia de que es lo correcto ja ja ja.
Mi gran abrazo Artista!!!

Aristos Veyrud dijo...

Es un grave y creciente problema, amiga Isabel, y claro que económica y administrativamente tiene solución, pero para ello hay que conquistar los correctivos políticos necesarios, y eso no lo harán los que con estas injusticias se lucran y que desgraciadamente tienen el poder.
Llena de esperanza que a medida que el problema se agudiza haya jóvenes con espíritus tan grandes como el cineasta de la pelícua Dive y tantos otros que se organizan para denunciar y actuar.
Son muchos los seres humanos que estamos dispuestos a entender y a obrar de diferente forma y eso ya es un gran paso ja ja ja.
Siempre llena de alegria también tu paso por esta página con lo cual siempre estoy agradecido.
Vengan esos dos acostumbrados abrazos Escritora Isabel!!!

Aristos Veyrud dijo...

Qué bonitos esos cariños de besos y flores amiga Teca ja ja ja.
Gran ejemplo el tuyo en tu lugar de trabajo, que enseña que cada uno y cada cual debe aportar aunque sea con lo mínimo a la solución de los problemas. Así no se agrega ni se aumenta a los problemas.
Mi inmeeeeeeeeeenso abrazo para una amiga tan especial como lo es la gran Teca!!!!!

Aristos Veyrud dijo...

Nada que perdonar amiga India Rebelde ja ja ja estamos en pie de lucha y siempre adelante ja ja ja.
Besos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amigo Jorge Donato claro que muy lamentable tanto para los países pobres y más pobres pero también para varios de los países ricos donde a su interior se suman ya varios millones de personas que deben alimentarse de las ayudas sociales o de las basuras como es el caso de los cerca de 40 millones de marginados en los Estados Unidos de América, increíble!!!
Un abrazo amigo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Bienvenida a esta página amiga Escritora María Candel!!!
Así está la situación, sin el concurso y acción rápida de todos los afectados estas injusticias seguirán reproduciéndose hasta alcanzar sectores que ayer ni medio lo imaginaban. Es un grave problema que involucra para su solución la buena voluntad de todos.
Un abrazo Artista!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Adriana Alba me consta que eres una aliada inprescindible e incondicional del bien de la humanidad y del planeta y es una suerte contar contigo en estos propósitos universales de hermandad.
Mil abrazos Poeta!!!

Aristos Veyrud dijo...

Mi estimada Diputada Chaves Casanova sin duda alguna eres testigo de las tantas cosas que se denuncian en este artículo y que tan a tono van con el título de tu blog " El dolor y la miseria, inevitablemente se me transforman en imágenes, palabras y melodías."
Se extraña en medio de esas largas ausencias tus aportes escritos desde tu apreciada vena Poética.
Gracias por tu visita y confirmación del tema.
Un abrazo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amigo Jaal tu me comentario me recuerda un chiste: Hay dos vendedores de tomates uno al lado del otro, uno de ellos decide bajar cincuenta centavos el kilo para sacar ventaja a su competente, el otro rebaja entonces 50 centavos más por debajo de ese nuevo precio, y así van bajando escalonadamente el precio de los tomates, hasta que de un momento a otro deciden tirarse los tomates como proyectiles el uno contra el otro, cuando acaban darse tomatazos porqu ya no les queda nada para tirarse, alguien les pregunta del porqué hicieron eso, y uno de ellos responde: Ya no valían nada.
Sin duda que corrigiendo la cultura del mercado tendremos otro mundo muy diferente.
Abrazos amigo Escritor!!!

Aristos Veyrud dijo...

Allí se resume todo el problema amiga Felicidad Batista, como tu dices todo gravita en la injusta distrubución.
Debemos trabajar mucho en los patrones espirituales que nos obligan a desembocar en tan inhumanos procederes.
La creación de nuevos valores que nos relacionen de forma más amigable con el planeta y entre los mismos seres humanos es ya una prioridad.
Gracias por tu visita y claro y bien fundamentado comentario amiga.
Mi gran abrazo Escritora!!!

Aristos Veyrud dijo...

Sinvegüenzas, indolentes y egoístas a ultranza son un gran obstáculo al fluir de la justicia. Frente a tan grave problema hay que escuchar las propuestas tan importantes que hacen los especialistas en administración y economía que se han dedicado a examinar con profundidad el tema.
Soluciones hay, basta con tener voluntad y expandir consciencia día a día.
Gracias amigo Rafa por tu comentario.
Un abrazo!!!

MuCha dijo...

En un mundo desigual desde el punto de vista fisico al punto de vista moral
En un mundo donde la pobreza me encoje el alma.
Donde la falta de trabajo se siente en este pais que antes lo tenia todo.
Donde el hambre lo ves en carteles en las paradas de los autos
cosa que antes no se veia.

El desempleo la gente viviendo con hambre cosa que los periódicos no dicen ni muestran.
Es terrible
¿que podemos hacer?
¿como lograremos ayudar ?
No lo sé todo el mundo acá
vive su mundo sin importarle nada.


*****Increible escrito****
Claro para mi mente que sin resfrío hoy se esta recuperando
mil besos orgásmicos

Aristos Veyrud dijo...

Uno de los primeros pasos querida Mucha es organizar el consumo de tal forma que se desperdicie lo mínimo y ojalá nada. También promocionar este hábito entre los niños de nuestra familia y los que no tienen la costumbre, incluyendo amigos y alumnos como es tu caso, nada se pierde con decir o sugerir alcanzar nuevos hábitos.
Otro punto es mantener con paciencia el oficio estético y exhortar y alentar que más personas se involucren en el plano que sea, por ejemplo que la gente visite más las galerías de arte y los teatros, incentivar más la lectura...en fin, poco a poco todo se irá contagiando. Con que continúes con tu blog ya se está haciendo una gran labor humanitaria.
Ay Mucha de esos besos si llego al 173 vivo ya eso sería heroico para mi ja ja ja. Mentiras!!!!! te devuelvo 3 mil ja ja ja.

NUBE dijo...

En los últimos 20 años, las fluctuaciones de los precios de los alimentos se han convertido en una clave desencadenante del hambre. Muchas de las grandes crisis alimentarias de África Subsahariana se han producido en el contexto de mercados bien abastecidos donde los más pobres no tenían con qué pagar los altos precios que alcanzan los alimentos en el período de escasez, entre cosechas.

Felicitaciones por tu texto

Ginebra dijo...

La comida, un derecho básico el acceso a la comida, se ha convertido en un negocio en el mundo desarrollado y, por ende, en el subdesarrollado que importan alimentos que nosotros producimos.
Estos alimentos están sujetos a los precios de mercado. El productor cobra poco o nada, a veces se ve forzado a tirar su cosecha o producción para presionar por un precio digno.
Otras son las grandes superficies comerciales las que imponen, como dices, su política de producto con fecha de caducidad poco flexible, incita al consumo masificado y luego los hogares, centros consumistas irresponsables.
El resultado es desolador...
Yo añadiría un dato más, referido al coste ecológico de producir alimentos a gran escala. Los plaguicidas, fertilizantes químicos, herbicidas, maquinaria industrial, etc, que utiliza la agricultura intensiva. Es altamente contaminante para el medio natural y muy injusta pues prefiere tirar antes que donar o vender a un precio justo.
Un problema que tiene que ver con el dinero y , por tanto, de difícil solución.
Besos

Aristos Veyrud dijo...

NUBE gracias por tu visita y comentario, este problema como ya todos conocemos es reiterativo y ahora en lugar de disminuir tiende aumentar progresivamente alcanzando a sectores y países que antes no padecían de estas series de contradicciones. Alcanzando una distribución más justa de la riqueza y organización eficiente de los mercados la situación puede variar un poco. Tarea en la que todos podemos aportar un poco, cada uno desde lo mejor que sepa y pueda hacer.
Saludos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Querida Ginebra tu descripción general del problema toca sus puntos neurálgicos, no sé si ya viste un vídeo que hace algunos años viene circulando en yt llamado "La historia de las cosas" donde también se describe parte de este tema, si no lo conoces y deseas hacerlo lo puedes encontrar al margen derecho de esta página, es muy claro y ayuda a alcanzar consciencia sobre los hechos.
Esa sensación de impotencia que nos agobia como si un poder superior no permitiera ver ni sentir ni actuar de diferente manera puede ir cambiando poco a poco y aquí es donde puede resultar lo apasionante, que con poco se puede empezar y lograr mucho. Es un problema y tema en que millones de personas trabajan, unos silenciosamente y otros no tanto pero si hay muchos que tenemos la intención y el propósito.
Besos querida Artista de la cámara y de las letras!!!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Aristos:

Este tema que tú y yo conocemos hace muchos años es algo que se viene repitiendo cada día y sin que a los arrogantes del poder político y económico les interese; esos muertos no son sus muertos, esos muertos no tienen valor para ellos, tampoco lo tuvieron cuando estaban vivos porque "esa gente en la miseria" no les aporta riqueza, son desechables y deben desaparecer, esa es la "filosofía" de los poderosos del mundo, un mundo que se ha construido para las élites y algunos que todavía pueden aportar para la acumulación de la riqueza en unas pocas manos. En 1999 tuve la oportunidad de ver cómo en Atlantic City, Estados Unidos, la gente, en los restaurantes, votaban comida por cantidades. Es asqueante saber que con toda esa comida que se desperdicia se podría salvar a millones de personas de la muerte por hambre y, sin embargo, la comida para en la basura.
El desperdicio de comida genera, además y muy grave, por cierto, un problema de contaminación ya que esa comida al descomponerse produce gases nocivos para la capa de ozono.
Acá en Suecia ya se han iniciado campañas para no votar la comida enseñándole a los suecos qué hacer con los restos de alimentos que sobran cada día...me parece que todos tenemos que tomar conciencia de este problema y luchar para que tengamos un mundo más justo y menos contaminado.
Un abrazo Filósofo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Esa "filosofía" que mencionas es la antípoda del amor que se sustenta sobre el desprecio a lo humano, sobre la indiferencia y la indolencia.
Por fortuna ahora resurgen movimientos políticos y de pensamiento que están revirtiendo esa dinámica del odio a lo humano y su obsesión a la guerra.
La estética poco a poco como filosofía del corazón gana más partidarios dispuestos a la construcción de ese mundo que la vida se merece para todos y no para las egoístas elites de privilegiados.
Es un honor y una fortuna tenerte dentro de estos convencidos e incondicionales del verso que amasando lágrimas y alegrías enarbolan el abrazo y la fe hacia el ser humano y su redención en esta tierra.
En la medida que todas las facultades humanas se supediten al corazón estaremos evolucionando hacia el triunfo de la vida.
Poeta qué seguridad se siente al tenerte cerca!!!
Mi gran abrazo!!!

María dijo...

Abajo comenzabas hablando de solidaridad, esta parte me la salté al comentarte, lo siento... me fui a lo que me asustó, aquí sí que te digo que es cierto que como no seamos capaces de pensar en los otros, en algo más que no sea nuestro yo, este mundo se nos va a tomar vientos... consentir tantísima miseria, tantísimo despilfarro y tantísima sin razón nos hace cómplices a todos de cada una de las muertes por hambre de este mundo.


Otro beso y subo jajaja no sé si llegaré arriba, si no puedo porque veo el reloj... seguiré en otro ratito:-)