domingo, 5 de abril de 2009

Poder Mandala (IV)


Algunos amigos me dicen que escribo sobre las mandalas pero no digo que es una mandala; tienen razón porque empecé estos comentarios bajo el supuesto que el tema era conocido por todos.

Encontré unas notas guardadas desde la red hace varios años escritas por Javier Fernández Razo que dan una información satisfactoria y breve sobre las mandalas.

“Hace muchísimo tiempo, existía algo desprovisto de nombre y de forma desconocida que ocultaba el cielo y la tierra.

Al verlo los dioses, lo agarraron comprimiéndolo contra el suelo, con la cara hacia abajo. Una vez arrojado al suelo los dioses lo retuvieron pegado a este.

Brama hizo que los dioses lo ocuparan y lo llamó vastu purusha mandala”

Antiguo texto hindú


Para muchos, los mandalas son expresiones esotéricas, sin embargo su significado y origen está más allá, los mandalas son el intento del hombre por manifestar lo abstracto a través de lo concreto por medio del orden y la unificación.

En el hinduismo, en el tantra budista y en el budismo esotérico, el mandala es un diagrama cosmológico utilizado como foco y guía de la meditación.

Mandala en sánscrito, quiere decir círculo y es mediante esta forma con la que se pretende expresar el todo conocido, desde lo más mundano hasta lo más divino y espiritual, el mandala es pues una representación circular a modo de contenedor de un espacio sagrado, es un símbolo-objeto en el que lo disperso queda concretizado.

El hombre ha utilizado desde siempre el mandala como medio e instrumento para relacionarse con la realidad, para comprenderla y ordenarla; entendamos por realidad todo aquello que podemos percibir, intuir y comprender.

Un ejemplo de ello es el yin yang en el que se expresan todas las dualidades como femenino y masculino o positivo y negativo u otros símbolos conocidos que poseen gran significado como la cruz suástica, la rosa de los vientos, etc.


Desde este punto de vista mandala es sinónimo de orden, pero no debemos imaginárnoslo sólo en forma de dibujo, pues por ejemplo, en la India hay un gran número de bellos templos realizados en forma de mandalas.


Así pues son expuestos también a través de la arquitectura y la escultura, otro ejemplo claro es la música, el pentagrama es el resultado de un estudio geométrico cuyo génesis es el círculo, el pentagrama se basa en las líneas del sello salomónico (la estrella de cinco picos) y cada nota musical está directamente relacionada con una de las dimensiones de las líneas de la estrella.


Construir en mandala es la acción de organizar todos los elementos para que se interrelacionen creando un todo geométrico.

Pero la utilización del mandala no es únicamente un esquema cosmogónico exclusivo de la tradición oriental.

Aunque mandala sea una palabra de procedencia hindú su significado es círculo y lo que a él se refiere, quiere decir orden equidistante y generador de todas las formas geométricas sin importar el lugar y el tiempo donde se realicen.

En el neolítico cuando el hombre deja de ser nómada y adopta la vida sedentaria, tiene el suficiente tiempo para observar el comportamiento de la naturaleza y tiene la necesidad de representar su conocimiento en forma de mandala.



Un ejemplo muy claro es el de Stonehenge, en donde se puede ver claramente la disposición circular de los megalitos representando la cosmovisión de este periodo.

El mandala desde el punto de vista geométrico, es el origen de todo lo posible. El círculo es la figura más simple, y su comprensión requiere de un alto grado de abstracción del espacio, dentro de él podemos “labrar” cualquier otra figura.

Los mandalas tradicionales de la cosmovisión budista, tienen algunas constantes, por ejemplo: todos ellos parten visualmente de un origen llamado “bindu” y están conformados de las figuras más simples, como el círculo, el triángulo equilátero y el cuadrado que poseen un ritmo visual que se refiere a la posición que tienen en el plano de dibujo, por supuesto equilibrio (tiene la misma cantidad de elementos visuales partiendo de un eje de simetría) y la sensación de gravedad; al ser instrumentos guías de la meditación se pueden leer (desde el punto de vista del diseño) de dentro hacia fuera y en sentido contrario.

Cuando en la Grecia se concibe la noción de proporción perfecta, de todas sus partes y del todo, se comienzan a crear reglas geométricas de proporción como la llamada sección áurea la cual es considerada como un mandala.

La forma gráfica de poder ver esta relación, es la que diseñará Leonardo Da Vinci en su dibujo de las proporciones divinas.

Es precisamente en el renacimiento donde las obras de arte contienen un alto grado de proporcionalidad y por tanto de orden en la composición de todas sus partes individuales con el todo de la obra, por tanto se establece una relación inseparable con la génesis vandálica de la forma.

En conclusión, los mandalas son la consecuencia última del intento del hombre por imitar a la naturaleza en sus patrones de orden, mediante la armonía, el equilibrio y la unificación; dando forma a la realidad, la cual puede ser comprendida desde el centro de la misma, es decir, desde el “bindu” o del interior de quien la percibe.

11 comentarios:

°Sandra... dijo...

Gracias por tu explicación que nos has dado, para los que no conocíamos lo que era. Todo esto para mi es como místico, mágico, misterioso.

Te dejo un beso!!

Dilman dijo...

Sandra lo místico, mágico y misterioso son premisas para el espíritu de la filosofía, ya te decía anteriormente, cada uno de nosotros es un filósofo, uno de los componentes de la palabra filo-sofía se relaciona con el amor: La entrada principal a todo lo misterioso, mágico y místico.
Un mágico abrazo!!!

J. Marcos B. dijo...

Muchas gracias por esta información. me gusta el redondo blanco...símbolo de la nada, donde todo puede ocurrir.

Te mando UN FUERTE ABRAZO.

Dilman dijo...

Marcos, el blanco siempre es una dimensión convocante, allí llegan todos los colores y de allí también salen. Fantástico.
Abrazo recibido mi caro amigo!

Soledad Sánchez M. dijo...

Dilman... me encantaría un comentario sobre la mano del David... para cuando tengas tiempo.

Onincido con J. Marcos B., el círculo blanco es impactante. Para volcarse en él.

Se me ocurre:

"todo sin hollar
abierto
esperando
como la nieve pura
del invierno,
que se pose tu huella".

Un beso.

Soledad.

Dilman dijo...

Soledad hoy empiezo a recopilar información sobre El David para comentar sobre su mano. Muchas obras de la cultura universal han nacido desde el blanco del lienzo, del papel, del mármol, del silencio y del vacío de los escenarios, siempre hay que ir allí para empezar algo.
Gracias por tu visita POETA!

Capricornio dijo...

Cuando haces compenetrar tu texto a mis conocimientos, formas de ver y de entender la vida. Gráfica mente es una delicia observar las figuras y trascender en el tiempo donde las huellas de los mandalas han sido expuestas.
Un gran aporte a tu blog.

Dilman dijo...

Capricornio gracias por tus comentarios, creo que lentamente se desarrolla una espiritualidad a favor de la vida y la belleza que hará que las futuras generaciones hagan del respeto a la naturaleza y a lo humano su ritual diario.
Un gran saludo y estaré pasando por tus páginas a saludarte.

flor dijo...

hola gracias por la informacion, lo que te queria pedir es mas informacion sobre el simbolo de da vinci de el equilibrio y armonia graciias

Steki dijo...

Bueno, ahora sí. Cada vez mejor. Me encanta. Te hago una pregunta: me compré un librito con mandalas para pintar. Alguna sugerencia? Al comienzo dice la autora (Nina Corbi) que hay que pintar a plena luz del día y que no es aconsejable empezar otro antes de terminar el primero. Vos tenés algo para sugerirme? Bss.

Myriam dijo...

¿NO te lo he dicho? Me encanta la claridad pedagógica de todos las entradas tuyas que te he leído en ambos blogs.

Efectivamente, el Mandala, es un fenómeno Universal.