sábado, 28 de febrero de 2009

Tu Vida como Cenotafio ó Verso (II)

“La vida es tragedia, y la tragedia es perpetua lucha, sin victoria ni esperanza de ella”. Unamuno
Es menester a estas alturas hacer una segunda aclaración con respecto al método de lectura del libro que estoy comentando: no pretendo una lectura académica, ni análisis literario alguno, me limito a resaltar unos temas de la obra que yo considero de suma importancia desde la facultad estética y su relación con la vida. Dado los recursos de sobra que ofrece la tecnología, me puedo permitir para seguir esta conversación (desde la novela) recurrir a muchos elementos que ilustrarán con mucha comodidad este apasionante viaje literario.
Bien como ya me había introducido sobre el tema de la muerte, considero necesario dar una vuelta sobre la mitología griega y tratar rápidamente el mito de Dionisos dios ó Baco y por lo tanto obligadamente por la tragedia de Eurípides titulada las Bacantes:

Tomo de http://es.wikipedia.org/wiki/Bacante la siguiente información sobre Las Bacantes para aquellos que no la han leído aún:

"Las bacantes eran mujeres griegas adoradoras del dios Baco, conocido también como Dionisos o Bromio. A veces se confunden con las ménades, que eran las ninfas que le servían.
El culto al dios Baco, aunque en nuestros días esté simplemente asociado a la embriaguez, en la
Antigua Grecia fue muy importante e incluso influyó mucho en el pensamiento filosófico de los griegos. Originalmente, Baco era un dios tracio que fue aglutinando diferentes ritos. El descubrimiento de la cerveza y posteriormente el del vino fue asociado por los agricultores a un dios presa de la «locura divina».
Posteriormente, la unión de Baco con el dios
Pan le dio un giro feminista debido a los ritos de fertilidad del culto de este último: las bacantes, o adoradoras del dios Baco, eran quienes llevaban a cabo estos ritos, los misterios báquicos, ceremonias secretas prohibidas a los varones. En Roma las bacanales u orgías se abrieron a todo el mundo, degenerando de tal forma que el Senado las prohibió.

Culto
El conocimiento del culto ha llegado hasta nuestros días de la mano de
Eurípides y su obra Las Bacantes.
Tanto las matronas como las doncellas subían en procesión a un monte solitario y durante unos días, sin contacto con hombre alguno se lanzaban a un desenfreno de
alcohol, misticismo y alucinógenos. Las madres de niños pequeños quedaban al margen.
El
rito contenía muchos elementos salvajes y arcaicos, como despedazar a pequeños animales vivos y comerlos. Pero también mucho contenido erótico: Eurípides cuenta que pasaban noches enteras bailando desnudas, excitadas en un éxtasis no sólo alcohólico. Se suponía que dichas prácticas fomentaban la fertilidad, y las matronas hacían de sacerdotisas proporcionando alcohol y alucinógenos a las jóvenes. La leyenda afirma que recorrían los bosques insinuándose y lastimando a los hombres que encontraban. La danza de las ménades era el rito central de las ceremonias.
Todo ello tenía como objetivo que las mujeres obtuviesen el «entusiasmo» (que etimológicamente significa la ‘entrada de Dios’) en la iniciada. Las mujeres que creyeran que habían hecho el amor con los dioses se consideraban afortunadas y protegidas.
En cuanto al rito de despedazar animales, representaba a Baco siendo devorado por los
titanes. Según la mitología, este hecho permitió a los titanes tener una chispa de divinidad. Así el hombre, que tiene una parte divina y otra terrestre, al comer al dios Baco intentaba ser más divino.
Se supone que dichos rituales no desaparecieron completamente y se mantuvieron en la clandestinidad hasta bien entrada la
Edad Media, ya que se han encontrado vasijas y pinturas medievales representando los ritos bacantes (Museo Nacional de Nápoles). La descripción de un aquelarre es muy similar a la de una bacanal."

7 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Muchas gracias por haber entrado en mi Blog y por el comentario que haces. Te digo que lo que yo creo más conseguido de mi Blog, es lo que figura bajo la etiqueta de “Las Geórgicas”. Es de lo que estoy más orgulloso. Verás que en él hay de todo: cosas serias, y también cosas en tono de humor y en ambiente relajado.

Yo también he entrado en tu Blog y me he inscrito como “seguidor”. Veo que es un Blog interesante y que tú tienes muchas inquietudes culturales. Nos citas a Unamuno y nos hablas de Las Bacantes. No estoy del todo de acuerdo con el artículo de Wikipedia. Las “ménades” no eran exactamente ninfas, sino que eran mujeres enloquecidas por el entusiasmo a Baco y que seguían sus Cultos. Fíjate que “Ménade” tiene la misma etimología que “manía” o “maníaco”, que significa “enloquecido”. Como dices, lo mejor que existe para saber quiénes eran las Bancantes es la tragedia de Eurípides que lleva precisamente ese nombre.

Ya me iré mirando con calma tu Blog, que creo propio de una persona con mucha riqueza cultural. Yo, en Barcelona, y tú, en Puerto Rico, compartimos bastantes inquietudes.

Recibe un cordial saludo,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Dilman,

Perdón por el "lapsus" de confundir Puerto Rico con Costa Rica. Ha sido por el adjetivo Rico/Rica. Por supuesto que conozco la diferencia: Puerto Rico pertenece a Estados Unidos y Costa Rica es un país, estupendo, independiente. Así es mucho mejor para vosotros.

Un abrazo,

Sol y luna. dijo...

Hola Dilman, interesante relato, a parte que me apasiona por que me gusta la mitología griega, muy cierto que los aquelarres, que realizan hoy día tienen sus origenes en estas antiguos cultos.
Fue grato leer tu post.
Te dejo un abrazo lleno de sol y de luna.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Dilman,

Abro el ordenador y me encuentro con tu excelente comentario. No tiene desperdicio. En todo lo que dices tienes razón, según puedo yo entender. En él se expresan muchas ideas. Vayamos a por algunas. Tenemos actualmente, efectivamente, el peligro de que la tecnología y las máquinas se apoderen de nosotros. El Hombre necesita otras cosas más: inquietudes del Espíritu, el “Espíritu Absoluto” del que hablaba Hegel. Necesitamos sentirnos empatizando con los demás. Eso se hace a través del Pensamiento y la Cultura. Todos los hombres necesitan tener una Religiosidad, sea la que sea. La Mitología para los Griegos era, al principio, su Religiosidad. Después fue decayendo ese concepto y las creencias religiosas fueron substituyéndose. Finalmente el Cristianismo, y otras Religiones, se superpuso a todo y la Mitología se quedó en pura literatura y arte. Había perdido su esencia originaria.

Respecto al Zaratustra, te digo que Nietszche es uno de mis autores preferidos, por muy loco que estuviese al final de su vida (en esencia todos los genios son un poco locos. Möebius los llamaba “degenerados superiores”). A ver si nos das la dirección de ese Blog número 13. Yo entraré en él muy gustosamente.

Para finalizar, creo que es importante esa idea de compartir, el hombre es un ser social, una “animal político” que decía Aristóteles. El que no comparte nada vive solo, y el que vive solo vive sin vida. Igualmente pasa con la Sabiduría: la Sabiduría que no se comunica está muerta, no existe.

Seguiremos hablando.

Entretanto recibe un cordial saludo

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Traslado a tu Blog, para mayor comodidad tuya, el comentario que he hecho en el mío, en respuesta a otro tuyo:

Creo que has entendido perfectamente el texto. Hay en él, parece, un alarde científico y serio al principio, con cierta dosis de rigor científico, incluso algo de pedantería, como el que habla "ex cathedra", para devenir luego en el tratamiento con cierto tono de humor de un tema menor. Se ha buscado semblanza allí donde el vulgo la ve y se ha escrito científicamente sobre una menudencia. Lo que sí puedo afirmar es que todos los datos que se dan (citas en Latín y fecha de constatación de las palabras) son rigurosamente exactos. Además, es que los Romanos, cuando se lo proponían, hablaban así, porque los poetas citados son cumbres de la Literatura Romana. Me ha gustado que te rieras. Es lo que pretendía al escribir el ensayo. Has hecho una buena lectura.
Cordialmente,

Antonio

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Traslado aquí, para mayor comodidad tuya el comentario que te he dejado en mi bitácora.

Dilman,

Muchas gracias por tu extenso, inteligente, comprensivo y apropiado comentario. Poco es lo que yo puedo añadir, salvo que estoy de acuerdo contigo en todo, principalmente en esa visión optimista del futuro. Es que, si uno es optimista, las cosas le van mejor. Cuando uno cree que puede, pues resulta que puede. Válido también es lo contrario.

Son merecidos y más que merecidos los elogios que haces del Blog de nuestra amiga Soledad Sánchez M. Realmente, y en eso estoy de acuerdo contigo, es una gozada pasearse por su jardín, porque su Blog es un jardín lleno de flores, donde se oye una música celestial, que son sus palabras. Todos sus poemas son excelentes, pero resulta que el siguiente es siempre todavía más excelente. Pasa como con el Adonis que aparece en las Metamorfosis de Ovidio, del que dice Ovidio: “Ya es Adonis más guapo que sí mismo”. Es que no se puede decir más, ni nada más grande.

Desde España te envío un cordial saludo,

Antonio

Capricornio dijo...

Gracias con todo aprecio por tus excelentes comentarios. Soy muy participe de tu filosofía vegetariana y también creo que en la existencial.
En mi blog al lado izquierdo puedes ver opciones con hongos y canelones (creo hay otras) que son opciones vegetarianas.
Es bueno sentirse uno mismo, ser un propio espacio, pero que refleje, que irradie sabiduría, alegría y conocimiento. Otros me comparten, yo lo hago a la vez.
Un abrazo fraterno.