lunes, 25 de octubre de 2010

Me perdono la vida cada día…

No sé porqué ni cómo…
Josefina esposa de Miguel

Este 30 de Octubre se cumplirán cien años del natalicio de uno de los poetas más grandes de la historia:
Miguel Hernández ( Octubre 30 de 1910 - Marzo 28 de 1942)


Este corazón
que deletrea en el carmín de la arena,
que palpitante y entusiasta escucha
los acordes turmalina de la lengua del agua,
hoy aprieta los tallos reverdecidos de tus versos
en tu vida de tinta y sangre florecida,
Poeta niño Pastor de Orihuela.


Hoy me Sobra el Corazón

Hoy estoy sin saber yo no sé cómo,
hoy estoy para penas solamente,

hoy no tengo amistad,
hoy sólo tengo ansias
de arrancarme de cuajo el corazón
y ponerlo debajo de un zapato.
 
Hoy reverdece aquella espina seca,
hoy es día de llantos en mi reino,
hoy descarga en mi pecho el desaliento
plomo desalentado.
 
No puedo con mi estrella,
y me busco la muerte por las manos
mirando con cariño las navajas,
y recuerdo aquel hacha compañera,
y pienso en los más altos campanarios
para un salto mortal serenamente.
 
Si no fuera ¿por qué?... no se por qué,
mi corazón escribiría una postrera carta,
una carta que llevo ahí metida,
haría un tintero de mi corazón,
una fuente de sílabas, de adioses y regalos,
y ahí te quedas, al mundo le diría.
 
Yo nací en mala luna.
Tengo la pena de una sola pena
que vale más que toda la alegría.
 
Un amor me ha dejado con los brazos caídos
y no puedo tenderlos hacia más.

¿No veis mi boca qué desengañada,
que inconformes mis ojos?
Cuanto más me contemplo más me aflijo:
cortar este dolor ¿con qué tijeras?
 
Ayer, mañana, hoy
padeciendo por todo
mi corazón, pecera melancólica,
penal de ruiseñores moribundos.
 
Me sobra el corazón.
 
Hoy descorazonarme,
yo el más descorazonado de los hombres,
y por el más, también el más amargo.
 
No sé por qué, no sé por qué ni cómo
me perdono la vida cada día.

Nota: Debo aclarar que el poema de Miguel obedece a una muestra ilustrativa en esta edición de su intensidad de vida, y no tiene que ver con mi estado espiritual actual que por el contrario goza de buena salud y entusiasmo.

19 comentarios:

Gizela dijo...

Difícil leer el poema sin nudos brincones de garganta en un continuado de lagrimas, intentando que queden donde deben...bien guardadas.
Casi imposible, el poema no nos arrastre a algún lugar donde yace un recuerdo así de triste.
Se aprende a perdonar la vida cada día, es la única manera de seguir cargando con ella, con sus matices tan variados y profundos ...algodones y puñales vamos sembrando en nuestra alma y sólo perdonándonos, podemos cosechar algo trascendental de la vida.
No puedo comentarte nada inteligente Metaesteta...me zarandeaste el alma con el poema
Un beso grande

mateosantamarta dijo...

Hace poco he leído una biografía y sólo hace unos días he visto en la Biblioteca Nacional de Madrid una exposición dedicada a este gran poeta de corazón y pensamiento claro al que la barbarie aniquiló del peor modo posible: peor aún que a Lorca. Una Odisea de dolor.
Muy buena tu elección de su poema y también los versos que le dedicas.
Un abrazo.

ñOCO Le bOLO dijo...


Las dos últimas líneas de tu poema constituyen un intenso y condensado poema dentro del poema.
Hay día en los que nos sentimos así y sobrevivimos para poder decírnoslo de nuevo.

Saludos, poeta

CR & LMA
________________________________

María dijo...

No sabía que Miguel Hernández nació en esa fecha, pues ese día nació un gran escritor, me encantan sus poemas, y además, me parece muy bello que le hayas dedicado un post.

Saludos.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Miguel Hernández, el Pastor de Orihuela, a quien tuviera la feliz oportunidad de leer en Colombia e ir, sin mucha profundidad, saboreando su genio y su grandeza. Ciertamente que él es uno de esos grandes e inolvidables poetas que España le ha dado al mundo junto con Rafaél Alberti, Rubén Dario, Antonio Machado. Se dice que Pablo Neruda lo ayudó a moldearse como el poeta que se aleja de lo religioso y se convierte en una voz recia y vigorosa de todos aquéllos que lucharon por la libertad en la España de la guerra civil. En Madrid, Miguel Hernández fue ganandose un circulo selecto de amigos,entre ellos, se citan a Altolaguirre, Alberti, Delia del Carril, María Zambrano, Vicente Aleixandre y Pablo Neruda. Entre ellos, Miguel Hernández intenta vender algunos números de la revista El Gallo Crisis, sin mucho éxito. Se dice que Pablo Neruda le dice sin tapujos: " "Querido Miguel, siento decirte que no me gusta El Gallo Crisis. Le hallo demasiado olor a iglesia, ahogado en incienso..." y Neruda le insiste luego, en otra ocasión: ""Celebro que no te hayas peleado con El Gallo Crisis pero esto te sobrevendrá a la larga. Tú eres demasiado sano para soportar ese tufo sotánico-satánico". Parece que Miguél Hernández escucha a sus amigos Pablo Neruda y Aleixandre quienes lo iniciaron en el surrealismo y le sugirieron, con la palabra o el ejemplo, las formas poéticas revolucionarias y la poesía comprometida.
Miguél Hernández es uno de esos gigantes a recordar siempre.
Genial interpretación de "Hoy me sobra el corazón" en la voz de este español que no sé quién es, en todo caso, qué poema y qué voz!
Genial Dilman!!!

Miuris dijo...

Muy buen poema, yo le daría un diez literariamente hablando.
Un entrada reciente en mi blog, tiene casualmente el nombre de este sitio, entré por curiosidad y me he encontrado con tremenda sorpresa, felicidades y volviendo al poema, como le dije, es una joya, hay muchos versos que tanto a mi, como a muchos, nos serán coincidentes.
Al final un consejo, si me lo permite, claro, la mejor tijera para cortar ese dolor, es su voluntad,úsela bien afilada y corte de raíz, funciona!!
Saludos cordiales.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que impresionante poema, como el corazón duele y duele en lo más profundo.

Como sufre el ser humano, no por anda el libro de Job nos dice que la vida es dolorosa y es como la chispa que se escapa de las brasas, tiene un momento de vida en la inmensidad de los tiempos.

Se dice que no hay más grande dolor, que el dolor de estar vivo.

Que deberíamos de ser como el árbol que es apenas sensible, y no transcurrir por la vida, con la pena de estar vivos.

Y si la vida es intensa, supongo que usted amigo mio tiene una vida muy intensa y no por eso dolorosa.

Saludos

Clara dijo...

Un poema desgarrador,doloroso,
el simil de los brazos caidos me sume en la impotencia,lo leeré por la mañana.Sigo con la imagen de la pecera...;Una excelente elección.

un abrazo

el piano huérfano dijo...

Sabias palabras del gran poeta, perodonarse cada día de la vida, sobre todo cuando se vive con esta angustia que se refelja en el peoma, sin valorar la vida.
mucha realidad y tristeza conllevan estas palabras, muy profundo..y llega a cada rincon de mi alma

gracias

Dilman dijo...

El amigo Antonio Martín Ortiz me envía el siguiente mensaje:

Amigo Dilman,

Muchas gracias por tu elogioso comentario, que no tiene desperdicio. La verdad es que me siento más que halagado al leer tu sabias palabras y comparto en su totalidad esa apreciación tuya de la interacción entre espíritu e intelecto que me atribuyes, que no sé hasta qué punto es real en mi caso, o sólo imaginada por ti. En cualquier caso, no deja de ser una aspiración que debemos tener todos, para llevar una vida equilibrada. En mi caso, tengo que comentarte que, más que la poesía en sí, lo que yo aprecio es el pensamiento, independientemente de si está expresado en prosa o en verso. También hubiera esperado de tus hondos conocimientos una reflexión sobre esos mis años adolescentes, a la vista de los datos que han ido apareciendo en las últimas ediciones del blog, aún a riesgo de que tu opinión no me fuese del todo satisfactoria, porque, cuando uno pide una opinión, debe estar preparado para que ésta sea del gusto de uno, o todo lo contrario.

De todas formas, tienes que saber que tus comentarios me llegan muy hondo, dada la alta apreciación en que te tengo.

Te envío un afectuoso saludo, y todo mi reconocimiento por tu interés.

Antonio

Miuris dijo...

Mi apreciado Filósofo, hágame el favor de pasar por Mis Vendimias y recoja el Premio Cosecha Literaria, para que me haga el honor de colgarlo en su blog.

Saludos cordiales

Myriam dijo...

¡¡¡Realmente cuánta intensidad!!!:

"hoy sólo tengo ansias
de arrancarme de cuajo el corazón
y ponerlo debajo de un zapato"-

Besos

PD Me alegro que goces de buena salud espiritual ( yo también)

EVA MAGALLANES dijo...

Inevitable, se me cayeron las lágrimas. Como casi siempre con Miguel. Eso de arrancarse el corazón y ponerlo bajo un zapato y eso de perdonarse la vida cada día...
la muerte no es nada o es una maravilla comparada con el vivenciar la muerte estando en vida. Y es esto parte de ella.
Me ha causado gracia eso de no tener vocación de jurado já!!!!! y me causa alegría su buena salud y su entusiasmo.
Pd: cuando puedas y quieras visita:
http://www.laplumaafilada.com
estoy iniciando una sección allí.
Un fuerte abrazo apreciado Dilman!

Steki dijo...

Pero qué poema, por Dios! Cala hondo, eh? Una maravilla el pastor de Orihuela. Gracias por compartirlo. Sus letras lo sobreviven. Los videos los veré en mi casa. Ahora estoy en el diario!
Beso grande y feliz semana para vos, che!

Nakrama dijo...

jajajaja, sobre todo me gustó la aclaración del final. Me alegra saber que no estás en un momento tormentoso como el que llevó al poeta a escribir semejante lamento, bello, pero lamento al fin y al cabo.
Bonito homenaje. Un abrazo enorme

María dijo...

No tienes nada nuevo, pero te dejo mis saludos.

Miuris dijo...

Me sumo al último comentario, agregando que la aclaración al final del poema es muy aclaratoria, siempre se piensa que lo que escribimos o difundimos, como en este caso, se debe siempre a estados de ánimos propios o vivencias, no siempre es así, podemos inspirarnos en mil fantasías, podemos hacer odas sobre utopías, podemos, podemos... También a veces decir lo que sucede dentro de nuestra alma.

Un cordial saludo

Duna dijo...

Dilman, vengo de comentar a Gustavo, y le he dicho lo mismo que te digo a ti. Me encanta Hernández y su forma de expresarse. Para mi, la Nana de la cebolla, y la Elegía a Ramón Sijé, som además de dos de su mejores poemas, los mas representativos de una època en España.
Un placer compartirlo contigo.
Un beso

Tere Serna dijo...

Nos presentas a uno de los Grandes ... Gracias. Seguiré mi paseo hay mucho que leer. te deseo un lindo día.