miércoles, 29 de febrero de 2012

El renacer del cerebro a los 50


La crisis de la mediana edad es un mito: entre los 40 y los 60 las personas se vuelven más felices y eficientes, asegura Barbara Strauch en su nuevo libro.
Por DANIELA MOHOR
Hace un tiempo, Barbara Strauch, editora de las páginas de ciencia y medicina de The New York Times, entró a Internet para comprar en línea un libro para su club de lectura. Pidió El Alquimista, de Paulo Coelho. Una semana después pensó: "Debería comprar el libro para el club de lectura". Fue nuevamente a una librería online y lo compró una vez más.
Días más tarde, mientras trotaba en un parque se dio cuenta de que había pedido el libro equivocado. Regresó a su casa y revisó sus mails; efectivamente lo que tenía que leer era El Archivista, de Martha Cooley.
"Había pedido el libro equivocado, dos veces", escribe esta destacada periodista -que se acerca a los 60 años- en las primeras páginas de su nuevo libro The Secret Life of the Grown up Brain (La vida secreta del cerebro adulto), publicado en febrero en Estados Unidos.
El día de la reunión del club, Strauch compartió lo que le había pasado con un compañero neurólogo. Éste se rió y le confesó que él sin darse cuenta había comprado una copia de El Alienista, de Caleb Carr. Concluye Strauch en The Secret Life... "Aquí tienen: dos cerebros de mediana edad y tres libros equivocados".
La anécdota puede parecer divertida. Pero para Strauch y muchas de las personas de su generación resulta más bien aterradora. Olvidos de nombres, momentos de vacío mental, una mayor tendencia a distraerse y perder el hilo de lo que se estaba haciendo y fallas en la memoria son eventos que empiezan a multiplicarse a partir de los 40, cuando el cerebro ya alcanza la madurez. "Después de escribir mi primer libro me invitaron mucho a dar charlas, se me acercaba gente de mediana edad que estaba preocupada porque repentinamente ya no podían recordar nombres. Todos olvidamos cosas, los adolescentes también, pero tienden a olvidar cosas que no quieren recordar, y cuando uno alcanza la mediana edad, uno olvida cosas que quiere recordar: ¿Cómo se llamaba esa película que me gustó tanto? ¿Ya leí ese libro?", cuenta la autora por teléfono desde su oficina en Nueva York.
Pero algo no le cuadraba. Al mismo tiempo en que veía ese declive, notaba que muchas de las personas de su edad estaban viviendo el mejor momento de su carrera o eran capaces de lidiar exitosamente con múltiples responsabilidades tanto en lo personal como en lo profesional. Tras entrevistar a los mejores investigadores de neurociencia y revisar numerosos estudios encontró una respuesta a ese fenómeno: a diferencia de lo que se pensó durante mucho tiempo, el cerebro de la mediana edad se sigue desarrollando y tiene talentos insospechados.
"En la mediana edad hay un declive real porque perdemos algunos neurotransmisores que nos ayudan a pensar. Pero también tenemos todo un sistema de red construido. La mielina aumenta en la mediana edad ayudando a que las células cerebrales funcionen más rápido. Por lo tanto, si en esta etapa uno está saludable tiene una mente muy potente".
¿Qué pasó ayer? ¿Le ha ocurrido que sube al segundo piso de su casa y una vez ahí no recuerda a qué iba? ¿Ha notado que para recordar las cosas necesita hacer más listas? Ese es el tipo de cosas que tienden a pasar en la mediana edad. La buena noticia, explica Strauch, es que durante mucho tiempo los científicos pensaron que ocurría porque, al envejecer el cerebro después de los cuarenta, perdía el 30 por ciento de sus células. El desarrollo de nuevas tecnologías ha demostrado que sólo se pierden algunas ramificaciones de las células y no más de 2% por década.
La memoria a corto plazo y la memoria episódica (dónde pasé la Navidad el año pasado) también se afectan. El cerebro de quienes tienen 40 tiene una velocidad de procesamiento inferior al de 20 y las conexiones también se debilitan con la edad. De ahí el incómodo problema con los nombres, por ejemplo.
También hay algo de evolutivo en el problema de la distracción. El córtex frontal, explica Strauch, es la parte que se ubica justo detrás de la frente y que nos ayuda a concentrarnos. Es también el área del cerebro que más nos distingue de otros mamíferos. Pero es a la vez la más nueva y, por tanto, la primera en decaer con la edad.
Una nueva inteligencia. El panorama, sin embargo, no es tan negro. Los avances de la ciencia han permitido rescatar el cerebro de la mediana edad. El principal descubrimiento ha sido que entre los 40 y los 60 las habilidades cognitivas siguen creciendo. El cerebro de la mediana edad es "una contradicción", pues mientras algunas partes dejan de funcionar tan bien como antes, otras lo hacen mejor.
"En la mediana edad somos mejores para entender situaciones, podemos juzgar mejor el carácter o si alguien es buena o mala persona. Tomamos mejores decisiones financieras y enfrentamos mejor los grandes problemas. El cerebro es bueno en las funciones más potentes", dice Strauch.
En su libro cita una investigación de la psicóloga Sherry Willis, de la Pennsylvania State University, quien trabaja desde 1956 en el Seattle Longitudinal Study, que ha seguido la evolución cerebral de seis mil personas durante más de 40 años. Los participantes se someten a una serie de tests cada siete años. Estos han demostrado que las personas entre 40 y 60 años tienen mejores resultados en los tests que los que obtenían cuando más jóvenes. En lógica, vocabulario, memoria verbal y habilidades espaciales, funcionan a un nivel más alto de lo que lo hacían a los 25. Strauch quedó asombrada con los resultados.
Otro aspecto que sorprendió a la autora en su investigación es el concepto de la bilateralización. Cuando uno es joven, explica, usa un lado del cerebro para aprender algo y el otro para recordarlo. Pero los científicos se dieron cuenta de que a medida que envejece, la gente empieza a usar ambos lados del cerebro para las dos tareas. Eso permite que éste trabaje de la mejor manera posible en términos cognitivos.
"La etapa de los 40 a los 60 años puede ser muy gratificante, así es que hay que dejar de seguir la cultura que nos envejece, y los mensajes ridículos que nos rodean". En la mediana edad, las personas suelen ser más felices. La sensación de bienestar aumenta y alcanza un pico. La observación concreta del cerebro a través de escáneres demuestra que en esa etapa ese órgano responde menos a los estímulos negativos. "Tiene sentido desde el punto de vista de la evolución, que las personas de más edad sean más entusiastas y optimistas, porque ayuda a todo el grupo a sobrevivir. Probablemente por eso se ha preservado ese hecho".

27 comentarios:

Laura Uve dijo...

Aristos,

Me parece que por segunda vez soy la primera en comentar... ¿no hay ningún premio por serlo?

Me ha encantado tu entrada, me ha subido el ánimo... unas amigas hacemos la broma siguiente, cuando no recordamos a un director de cine, un título de novela, etc,:

"¿Te acuerdas de cuando hablábamos todo seguido?".

Tenemos más mielina?? Estupendo...

Me preocupa el tema de la concentración, aunque de momento tengo suerte, soy capaz de concentrarme con bastante facilidad.

Yo sé que con el paso de los años he ganado en tranquilidad para afrontar las discrepancias, soy capaz de valorar todo lo que me ofrece la vida, soy más tolerante y relajada......., por ello soy más feliz, sí. Y aún creo que puedo seguir avanzando por ese camino.

De acuerdo con lo que dice Strauch sobre entender mejor las situaciones y juzgar el carácter de las personas. Por fortuna no tomo decisiones financieras... pero tomo decisiones importantes en otros aspectos de la vida.

Una pregunta: esa relación que estableces en las ilustraciones entre cerebro y comida..... ¿es alguna insinuación cachonda?

Y aquí paro que dije que me iba a comportar.

Un beso con perfume de gardenias...

http://www.youtube.com/watch?v=gcNlX84B0qg

¿Puedes dar una explicación irracional a esta asociación que he hecho de tu post con la música? Jajajaja.....

Myriam dijo...

Interesante artículo. Estoy muy de acuerdo en que utilizamos el cerebro de mejor manera de los 40 a los 60. Recordar nombres y detalles es memorizar nada más. Analizar, asociar, etc, etc, ponen en marcha las funciones más profundas del cerebro.

Sin embargo no estoy de acuerdo con el enunciado "la crisis de la mediana edad es un mito". Mi experiencia clínica y la de mis colegas nos dice que si la hay.

Esta sucede justamente cuando el varón o la mujer hace un alto, para una evaluación de su hoja de ruta y re-direccionarla en pos de sus nuevos objetivos. Esos que hasta entonces había relegado.

Un abrazo

Adriana Alba dijo...

Ahora me quedo más tranquila, siempre pierdo mis anteojos y los encuentro en lugares insólitos jajaja.

Excelente artículo y estoy de acuerdo en todo, es verdad que en la madurez estamos mas relajados y creativos, afrontamos las situaciones con optimismo, y descartamos lo que no nos sirve sin remordimientos.

Es una etapa hermosa, todo se disfruta con más intensidad,desde una puesta de sol, una copa de vino, o una noche de amor.

En vista de lo expuesto, pues a disfrutar y a bailar jajaja!

http://www.youtube.com/watch?v=D3Gc6NbMUQE&feature=related

Ah, me olvidaba, ¿estás seguro que sólo quieres que traiga los libros sagrados de Kanchenjunga...ni la plata, ni el oro, ni las gemas, ni el cereal?...después no digas que no te avisé jajajaja .

Muchos abrazos querido Aristos y buen fin de semana.

RECOMENZAR dijo...

En el otoño de mi vida me he detenido a pensar sin mis años lo que haría. En el otoño de mi vida no lo siento ya que cada dia me siento mas sensual conmigo . Y con los años vividos me sonrío...Ya que veo una mujer que de nena es sin ser plena en el otoño de su vida. Y he aprendido que lo breve es bueno y lo largo no existe. Que es el hoy lo que tengo la ilusión de un día. Que si pospongo no resulta y si me atrevo vivo..
Esto es l que escribo

Y te cuento un secreto entre vos y yo


Todo lo que escribimos somos???
o escribimos lo que queremos ser??
Mil besos

Aristos Veyrud dijo...

Laura Uve tu comentario es una muestra que corrobora y enriquece lo dicho por la autora del artículo ja ja ja.
Nada de pánico entonces y por el contrario a aprovechar y sacarle partido máximo a todas esas ventajas del cerebro de la mediana edad.
Casi más de la mitad de los aportes de importancia científicos y culturales se calcula que se dan por personas mayores a los 50 años.
No había pensado en lo del premio pero algo se me ocurrirá.
Me he dado cuenta entonces que estoy en la edad del cachondeo pero que no estoy solo ja ja ja según los y las comentaristas de este blog.
Recogiendo imágenes para ilustrar esta publicación encontré montones de páginas que dan cuenta de los alimentos que benefician al cerebro, entonces coloqué esas imágenes alusivas. Que de seguro aparte de alimentar bien al cerebro estimulan también el cachondeo ja ja ja.
Bonito ese bolero y lo irracional mejor es percibirlo como es y no traducirlo a lo racional pues se le cae su gracia, dejemos lo racional para otros menesteres y que lo irracional siga intacto.
Mi gran abrazo amiga Laura Uve y gracias por el cachondeo ja ja ja!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Myr gracias por tu comentario basado en tu experiencia científica y profesional el cual es de gran valor en esta página.
Enfrentarse de un momento a otro a una nueva lógica o redefinirla para muchos ha de ser crítico, es como cambiar de casa en la que se ha vivido casi las dos terceras parte de la vida.
Un gran abrazo amiga Myr!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja amiga Adriana Alba si te dejan traer la montaña hay que cargársela también, claro que entre más tesoros traigas mucho mejor!!!

Eso es lo que hay que difundir y dar ejemplo, en la mediana edad se sube el volumen a la intensidad de vivir, de disfrute y de gozo al tope. Qué bien!!!

Espectacular el vídeo que dejas con esa coreografía de abertura de compaces y subidas de falda ja ja ja. Lo que más me gustó fue el cambio de música,para mi, se ve y se oye mucho mejor que el original. Excelente!!!

Voy a colocar el vídeo en la columna derecha para ambientar la publicación.

Un gran abrazo amiga Adriana Alba y que tengas un intenso fin de semana con el volumen al tope ja ja ja con copita de vino y todo lo demás!!!

Aristos Veyrud dijo...

Muuuuucha!!!!! ja ja ja "Todo lo que escribimos somos???
o escribimos lo que queremos ser??"
En una artista postmodernista del existencialismo pop la respuesta es patente: Lo que veo es lo que obtengo ja ja ja.
En tu producción y ejercicios literarios se evidencian y testificas esas cualidades de sensualidad, sonrisa y plenitud que mencionas.
Salud amiga Mucha y que sigas disfrutando tus instantes sin pensarlos!!! Fantástico!!!
Un gran abrazo bajo esa lluvia de mil besos que dejas ja ja ja!!!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Pues es bien cierto, porque necesito apuntarme todo para que no se me olvide y, sin embargo, mi mente va como un torpedo, rápida y, además, muy positiva. En fin, a aprovecharse mientras se pueda. Lo malo es traspasar los 60, aunque seguro que también tienen su encanto.
Abrazos, Aristos, que me voy tan contenta tras leer esto.

Alicia María Abatilli dijo...

Cohelo no es santo de mi devoción.
Per sí leerte.
Siempre.
Un abrazo

Gizela dijo...

Super interesante y gratificante tu entrada con este artículo!!
Ayuda a entendernos
Pero la verdad que yo no he sentido esa preocupación
Como vivo despistada, se me olvida todo, desde muy joven...
Me acostumbré que es normal en mi vida...sin pararle a las teorías de la edad jajajaja!!!
BESOTESSSS

Mucha de la Torre dijo...

Hola GIZZZZZ!!!!!!!!!!!!
Muack for you!!!!


"GraciasDilman" por tus hermosas palabras
Y si juego a las escondidas con las letras.
Sinmigo en la distancia del enmigo sin él, conmigo a solas mientras la noche llega y sintigo en la distancia de un amigo
Besos

Aristos Veyrud dijo...

Eso!!! Isabel sin duda la alegría es la mejor carta y brújula para navegar en los tiempos donde las aventuras nunca se agotan.
Te abrazo escritora y como escritora estás en la dimensión donde nunca se envejece.
Que emoción el que pases por aquí dejando tu gracia!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Alicia María Abatilli no comprendo cómo un escritor con tanta opinión en contra de la crítica literaria sea un fenómeno en ventas.
Por aquí conozco de mucha repulsión hacia él pero las librerías y supermercados se mantienen repletos con sus libros ja ja ja cosa rara.
De él he leído tres libros uno de ellos El alquimista el que está basado en un cuento corto zen y el lo transformó en novela.
Gracias por tu halago de preferencia, espero que un futuro esto sea signo de una popularidad superior al escritor que mencionas ja ja ja.
Un abrazo amiga!!!

Aristos Veyrud dijo...

..."yo no he sentido esa preocupación
Como vivo despistada, se me olvida todo, desde muy joven..." Esta es una de las virtudes que te convierten en una verdadera triple mamita ja ja ja

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja la "locura" es uno de los mejores síntomas de la felicidad y de la vida sana.
Muy bien Mucha eres una volcán en plena erupción de creatividad!!!
Chin chin y que siga la fiesta!!!
Un abrazo Escritora!!!

Alicia María Abatilli dijo...

Tampoco lo comprendo.
Quizás sea porque lo bueno no es popular.
A veces leo en algunos blogs maravillas, pero nadie los lee, por eso cierran sus blogs, luego imagino que ya no escriben, sin embargo algunos que se dicen "escritores" como el mencionado, siguen enriqueciéndose.
Sí, El Alquimista... mira, mejor no hablemos. Mejor me quedo en silencio.
Pero tenemos esperanza, al parecer, si ahora escribimos así, quizás en la próxima década iremos mejor, eso creo, a juzgar por tu entrada.
Abrazos.

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja amiga Alicia María Abatilli para la próxima edición la publicación será en honor a GABO que este mes cumple sus 85 años.
Espero para ese entonces tu amable visita.
Un gran abrazo amiga para esta década y para todas las que nos alcancen de aquí en adelante ja ja ja!!!

fus dijo...

Que alegrìa leer tu articulo, en mi cìrculo cuando hablamos y nos quedamos en blanco para dar un nombre o una fecha, le llamamos "lagunas" y tenemos bromas sobre el tema, tambien cuando algo se nos olvida decimos "nuestro primo alemàn nos hizo una visita".

un fuerte abrazo


fus

Aristos Veyrud dijo...

Qué indeseable es ese primo y como asusta!!!
Bueno las mañas que nos damos los nuevos viejitos sirven para mantenerlo lejos y tenerle la puerta bien cerrada.
Saludos amigo Fus!!!

teca dijo...

Ai, que louca! Teca pensou logo em outro livro: O Alienista de Machado de Assis

"...entre los 40 y los 60 las personas se vuelven más felices y eficientes" e um pouco mais loucas... :)) Ahahahahahaha

Temos menos tempo, como dizem por aí... mas o tempo que temos são aproveitados intensamente em todos os detalhes. É um prazer enorme fazer tudo o que aparece... temos mais discernimento e determinação. E as oportunidades são vividas sem preguiça ou cerimônia, sem qualquer arrependimento, porque a hora é sempre essa!!!! Não tem pra depois!!!
Ai, meu amigo, que postagem mais providencial!!! Juntando com chocolate e morango ela fica especialíssima!!!! ^.^
Um fim de semana maravilhoso para você com um abraço calorosamente IMEEEEEEEEEEEEEEEEEENSO!!!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja amiga Teca entre un psiquiatra y un alquimista hay algunos puntos de coincidencia ja ja ja. Gracias por dejar ese interesante e importante enlace.
Esa locura es la espuma de la vida que todos los que llegamos ahí tenemos todo el derecho a disfrutar.
Es mas y mejor lo que viene en esta etapa que lo que se pierde. Otra cosa es que la gente no lo use y lo deje pasar o lo despilfarre.
Muy providencial los datos que aporta el artículo.
Chocolate con fresas!!! ja ja ja y nada para después y sin ninguna ceremonia.
Un grandíiiiiiiiiisimo abrazo amiga Teca y gracias por tu entusiasta y atento comentario, sabes que siempre se te recibe con mucha alegría en este verde que te quiere verde ja ja ja!!!

Nakrama dijo...

Hola querido amigo!! Qué gran tema has tocado!! Es curioso como la naturaleza nos ha dotado de este cerebro que a lo largo del tiempo va envejeciendo y perdiendo eficacia en algunas funciones, pero sin embargo, gana en otras áreas. Es reflejo mismo de la vida y de la evolución. En nuestros primeros pasos comos seres humanos necesitamos desarrollar unas capacidades determinadas, y luego, a mitad de camino, lo que necesitamos es desaprenderlas!! jajaja... La verdad es que creo que salimos ganando, si con los años resulta que perdemos algo de memoria en favor de saber sentirnos más satisfechos con la vida,bienvenidos los 40, 50 y 60!!
Un fuerte abrazo, querido amigo. No siempre comento, pero siempre estoy por aquí.

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Nakrama primero el abrazo de los abrazos para ti.
Nuestra tradición cultural asume al individuo como un ente aislado que solo se inserta en una dinámica social mientras está en su periodo productivo, una vez termina este es un producto a reciclar.
Es peligroso que las facultades de inteligencia, creatividad y sabiduría se desplieguen. Mejor el resultado de un viejo tonto, indefenso que resulte ser más una carga que un aporte.
No ocurre lo mismo en otras capas sociales donde los mayores de 50 años toman decisiones que rigen el mundo en todos los campos.
Bien amiga Nakrama tu lado artístico y reflexivo siempre hace calor en estas publicaciones así no comentes, se que estás en un periodo especial de afirmación y de meditación, por favor conserva para este blog el pedacito de tu afecto a que tiene derecho ja ja ja.
Otro abrazo grandísimo para amiga tan especial!!!

Clara dijo...

Animo ascendente....si la memoria inmediata es como de pez,abrir la nevera y ...;olvidar esa peli que gusto tanto,esa frase recién leída.Afortunadamente se analizan y se viven los momentos,se disfruta y se le da menos importancia a lo inmediato,las inhibiciones ya no definen.Vamos que releer el articulo da un subidón....
Un abrazo

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja amiga Clara la verdad es que esta lectura descarga muchas preocupaciones, bueno a veces los males se derivan más del temor que de una razón o causa verdadera.
Bueno pues a sacarle partido a todas esas ventajas que llegan.
Un gran abrazo amiga Clara!!!

elena clásica dijo...

Un estudio genial. Es hora de dejar estereotipos absurdos de felicidad que implican belleza y juventud, que por definición son inexistentes por relativas. Me ha encantado y aporta una perspectiva de la vida absolutamente novedosa.
Bravo por la autora y por ti, Aristos querido, por traérnoslo.
Un gran abrazo.