lunes, 18 de junio de 2012

El oro negro de Sabará

“Cunumicita linda que tienes ojos de guapurú
dame el encanto amada de tu boquita de achachairú
no ves que estoy sufriendo de ansias locas por tu querer
y ya me voy muriendo de tanta angustia por ti mujer


Ya veras que lindo es
amarse con emoción
mi amor te lo daré
cunumi con todo el corazón…”

Iniciando la semana antepasada recibí un emocionante desafío. Uno de los miembros de mi tropa ja ja ja me llama y dice que tiene algunos pocos kilos de JABUTICABA para mi y para el resto, que pase a recogerlos.
Luego de enterarme de qué se trataba la jabuticaba voy con la curiosidad del caso pues no tenía ni idea como eran en realidad.

Pero había condiciones, una era preparar alguna receta la que se me ocurriera y luego reunirnos con todos para probar y evaluar el ingenio de cada uno ja ja ja. La otra era que no se aceptaba bajo ningún punto las mermeladas o jaleas, la razón: ya tenía decenas de frascos preparados. Acepté de inmediato.
Pero antes les comunico algunos apuntes de esta maravilla de la naturaleza.

A simple vista es tal cual una uva negra (algunos la llaman uva de palo) pero su sabor es de un dulce suave, así como un ligero ácido cerca de su semilla que generalmente es una o dos, raras veces tres, su carne es suave y muy homogénea un poco más densa que la misma uva.

Yo las comí con cáscara y semilla y me agradó bastante, hay gente que no consume ni la cáscara ni la semilla.
Copio de una página de la red la siguiente información: “El género Myrciaria forma parte de la familia de las Myrtaceas que abarca una gran variedad de frutas tropicales. El epíteto cauliflora del latín Cauliflorus (cauli: tallo, floris: flores), en referencia a la particularidad de la planta, que produce sus flores y frutos sobre tronco y ramas. Familia: Myrtaceae (Mirtáceas) Origen: nativo de Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay Otros nombres: Ivaporú, Iva purú, Yvaporû, Yvapurû, Yva hu (en guaraní), Jaboticaba, Jabuticaba, Yabuticaba…” El nombre "Jabuticaba" deriva del tupí Jabuti: tortuga + Caba: lugar, lo que significa lugar donde se encuentran tortugas; en guaraní "Yvapuru" / "Guapurú", donde Yva: fruta, y la palabra onomatopéyica puru / pururu: crujido, ruido, sonido de la fruta al ser picados o mordidos”
Bien, puse manos y corazón a la obra y entre el abanico de posibilidades escogí unas “trufas de jabuticaba” con la ayuda de mi hija que está a punto de convertirse en una experta en recetas a base de café se les dio un toque mágico con sirope de café.
El resultado es que tuve que pedir mas jabuticabas para completar la cuota del desafío ja ja ja a pesar de que soy bastante parco en cuanto a comida se refiere y siempre como poco.

Pero no contento con esto noté que los niveles de pasión no me desbordaban, hacía falta algo, me sosegué un poco y volví a la red y entonces encontré el toque perfecto ja ja ja

No puedo más que estar agradecido con todo…lo bueno de este mundo.


21 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Jajaja, me has hecho disfrutar con tu disfrute. Menudo nombre: "jabuticaba". Pero tal y como describes la frutilla, debe ser una verdadera delicia, más aún vestidas de largo con chocolate y sirope de café y adornadas con puntillas.
Lástima que el vídeo no se me cargue. Me castiga diciéndome que "no está disponible". Seguro que está en pleno atracón de estas frutas, jajaja.
Ojalá fuese como tú: parca siempre en comer, pero la naturaleza me dotó de un hambre que me pierde.
Un abrazo, querido Aristos, que me gusta ponerte unas palabricas (que te conste que disfruté el excursus operístico).

India Rebelde dijo...

Ciertamente Aristos, tenemos que ser agradecidos con lo que el mundo nos retribuye...y que siempre es suficiente...

Grato leerte nuevamente, te falto copiar la receta de tu plato!!! Jejeje... digo, por si tenemos la suerte de toparnos con una jabuticaba...se ven exquisitas!!!

Cordial saludo

teca dijo...

Eu cresci subindo em jabuticabeiras... são árvores enormes com o fruto grudado nos galhos... é linda a árvore, divertida de subir e, claro, deliciosa a fruta. Comi de montes... e quando vejo um pé carregado... ufffff... me farto até a alma.
Hoje em dia já cultivam em pequenas proporções: árvores menores e que produzem em tempo hábil. Coisas do melhoramento vegetal...
A fruta que dá grudada no pau :P
Além da fruta, gostei da geléia e do licor. Saborosos igualmente...

Beijo carinhoso.

Adriana Alba dijo...

Que pinta tienen éstas "uvitas" o especie de "uvitas", me encanta la fruta toda, y las trufas que has preparado con ayuda de tu hija se ven deliciosas, se nota que soy golosa? jaja, me metí en la página que nos recomiendas y estuve leyendo acerca del árbol que provee éstas pepitas y sus singularidades, además de los versos tan chispeantes.

Que rica que es la caipirinha tradicional, aunque la opción con Jabuticaba no está nada mal!

Musiquita do Brasil pra sambar
http://www.youtube.com/watch?v=9_2L64aaK8s

Una entrada dulce y gourmet, me encantó.
Besitos Aristos.

Felicidad Batista dijo...

Aristos, tu pormenorizada descripción y la forma de contarlo nos ha permitido acercarnos al sabor dulce de esta fruta exótica. Y el placer gastronómico ya se ha completado con la preparación. Que pena que las tecnologías virtuales aún no se hayan perfeccionado en la posibilidad de retirar directamente el postre y probarlo.
Pero aún así he disfrutado mucho con la lectura de tu entrada.
Abrazos

Myriam dijo...

Querido Aristos, da gusto tener una tropa así que te motiva tanto y tener una hija experta en recetas de café. La caipirihna de jabuticaba parece mmmm exclenete. La próxima vez que esté en Brasil, la pediré.

Abrazos

Myriam dijo...

(que buen regreso de mi remoje playero)

Gustavo Figueroa V. dijo...

Viejo Aristos:

Esto que nos cuentas de la jabuticaba es todo una gozada y un descubrimiento para mi porque no tenía idea de esa frutilla...en realidad, hay tantas frutas tan exóticas en nuestro bello planeta que es imposible conocerlas todas.
Por lo que aquí nos relatas veo que, además de la filosofía, ahondas en otros terrenos en busca de la delicia y otros goces cercanos a lo humano. Ah, y la ayuda de tu amada hija, a quien siempre recuerdo muy bien, le debe haber aportado a la receta de la jabuticaba un toque de primor.
Un abrazo hermano.

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja bienvenidas esa palabricas querida Isabel. Te dejo el enlace del vídeo por si aún no has podido entrar: Jabuticaba Cóctel

Habrás notado que las últimas ediciones vienen con una pasión reloaded ja ja ja y lo importante es que eso se transmita.

Seguimos en esta senda del arte y del entusiasmo sin desmayar.

Un gran abrazo escritora!!!

Aristos Veyrud dijo...

Querida India Rebelde pensé en un primer momento adherir la receta, desistí por que dá casi para una publicación completa. Pero el proceso es simple, basta seguir el de la trufa y en el relleno agregar la pulpa de la fruta que puede ser cualquier fruta y bañada con toque de sirope de café. Más adelante te enviaré nuestra secreta receta ja ja ja.
Estos mensajes cariñosos de la naturaleza y del universo entretejidos en las manifestaciones culturales son un fuerte vínculo que potencia la humanidad y su generosidad. Dichosos los corazones que los escuchan y los disfrutan.
Un gran abrazo amiga!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja amiga Teca que bién se oye y se siente ese "...me farto até a alma..." ja ja ja.
Qué maravillosos y hermosos recuerdos te atan a esta fruta y a estos grandiosos árboles!!! Ya voy enterándome de detalles de tu amor por la naturaleza. Las ocurrencias de esta en belleza y abundancia son tantas que es toda una aventura que jamás se completa.
Un abrazo inmenso para una amiga inmensa!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Adriana Alba gracias por ese enlace una canción muy alegre y festiva, como para oirla con un cóctel de jabuticaba ja ja ja.
Maravillosa naturaleza que nos ofrece tanta variedad en los alimentos, lenguas, bailes, razas, risas, corazones...
Mi gran abrazo amiga!!!

Aristos Veyrud dijo...

El lenguaje ha de estar a disposición de la vida y no al contrario, me alegra que haya podido transmitir hasta tu sensibilidad estas sugerencias de esta parte de nuestra tierra, la nobleza de ella solo tiene un lenguaje: La belleza.
Gracias por compartirla con tus letras.
Un abrazo grande escritora!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja querida Myr no alcanzo a estar consciente de todo lo que me sucede últimamente, pero es fantástico, a medida que pasen los días lo iré narrando ja ja ja.
Mi hija estudia arquitectura y no dejo de estar sorprendido que parece apenas ayer la ví naciendo, y hasta hace unos pocos meses tuvo que elaborar un ensayo que describía la arquitectura del Teatro Nacional de este país, la acompañé en una de sus últimas visitas y allí mismo en la cafetería del teatro mientras ordenaba algunos apuntes me dió una cátedra de historia del teatro, su arquitectura y debate de algunos expertos sobre esta joya nacional!!! asombroso!!!
Bueno lo de probar la caipirinha de cabutijaba cuando vayas a Brasil, una cosa te aseguro, ninguna caipirinha de jabuticaba sabe mejor que la que aprendí a preparar ja ja ja.
Ya paso a comentar tu interesante publicación me bailan los dedos para ello.
Abrazos luego de tu remojo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Se me salió una jitanjáfora con lo de la jabuticaba ja ja ja

Aristos Veyrud dijo...

Poeta Gustavo a través de la filosofía, bueno más concretamente con el maestro Nietzsche aprendí a vivir la filosofía y la poesía, poetizar y filosofar es vivir en éxtasis ya no tengo la menor duda y lo acepto sin reparos, eso ya es irremediable y sin vuelta atrás ja ja ja.
Un abrazo Poeta!!!

Aristos Veyrud dijo...

Mi comentario que sigue al de Adriana Alba es la respuesta al de la amiga Felicidad Batista

Gizela dijo...

Bien bella entrada Metaesteta!!!
No conocía la fruta!!
Linda la forma en que crece pegadita del tronco...
"Hacer"...con frutas, trufas, mermeladas o cualquier ora delicia, siempre es un trabajo sensual y energizante..
Es como sembrar flores, o recoger frutos directos del los arboles

Los vídeos todos bellos y bien musicales...bueno.. menos el primero de la barra jajajaja
Que no me cuadró con fruta, ni naturaleza, ni pasión bonita jajajajaja!!!

Besosssssssssss

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Poeta Giz el objetivo de ese vídeo es la pronunciación de la palabra que suena algo así como chyabuchicaba. Por lo demás la malicia primaria de la letra de la canción nada tiene que ver con el alma de la publicación y tienes toda la razón.
Es genial como la naturaleza se comunica y enlaza animales no humanos y humanos por medio de la fruta, símbolo de la generosidad, ofrenda, abundancia y fiesta...
Besos Poeta!!!

Adriana Alba dijo...

PD: Para mi que fué en la Escuela de Atenas jajaja en que lugar sino ése podrían merodear filósofos y pitonisas jajaja

Aunque también India o Tibet entre Yoguis, jaja

Que opinión tenés acerca de las vidas pasadas?

Aristos Veyrud dijo...

No me explico porqué no me he interesado en el tema todavía, más sin embargo tuve una lectura obligada hace algunos años con el libro "El Monje y El Filosófo" para un seminario donde se trataría el tema y se practicaría una meditación afín, ya tal vez la has oído mencionar, pero no pude programar la agenda y perdí esa oportunidad de investigar, tal vez retome el asunto y entonces te estaría contando...
Pero sí quien sabe cuantas veces nos hemos encontrado en el pasado, presente y futuro y no somos conscientes de ello o no lo recordamos ja ja ja. De todas formas estaré más atento por si acaso ja ja ja.
Abrazos querida Pitonisa elena!!!